Otra de Posse: desplazó a Castellano de la presidencia del HCD

Otra de Posse: desplazó a Castellano de la presidencia del HCD

Los armados del intendente de San Isidro ayer apuntaron contra su posible rival del PRO, Ramón Lanús, y hoy avanza contra Carlos Castellano, quien fue su histórico hombre de confianza en el recinto. En su lugar, hoy asumirá Andrés Rolón. Las diferencias comenzaron en 2015, cuando Posse lo bajó de la candidatura a intendente para subirse él mismo a una nueva re-reelección.

Compartir

El intendente Gustavo Posse ya está jugando fuerte hacia adentro de su mismo espacio político mirando hacia 2019. Anteayer, nomás, denunció públicamente al dirigente del PRO de San Isidro, Ramón Lanús -con quien comparten la alianza Cambiemos-, por “estafa moral” por entregar certificados de vivienda en Villa La Cava. Lanús, por caso, es uno de los que buscan suceder al barón del conurbano que lleva casi 20 años gobernando el distrito. Un día después, se conoció que su histórico armador político, Carlos Castellano, será hoy desplazado de la Presidencia del Concejo Deliberante, lugar que Posse designó a otro de sus concejales más fieles, Andrés Rolón.

La tensión entre Posse y Castellano (possista de la primera hora: arrancó en política durante la gestión de Melchor Posse) comenzó en 2015, cuando el intendente lo bajó a último momento de la candidatura para sucederlo, tras un año de intensa campaña.

La tensión entre ambos, aunque negada hacia afuera, fue creciendo de tal modo que su desplazamiento comenzó a rumorearse desde hace meses, según informó Zona Norte Diario. Y Castellano, cada vez más desplazado, se habría acercado al PRO más duro, entre ellos nada menos que a Ramón Lanús, quien acaba de ser denunciado por el possismo.

Castellano es concejal desde que Gustavo Posse asumió como intendente, allá por 1999. En 2019 se vence su mandato y hoy, cuando asuman los nuevos concejales, deberá abandonar la presidencia del HCD, ese mismo lugar desde donde tuvo que desempatar para aprobar numerosos proyectos oficiales que habían conseguido el voto negativo de toda la oposición.

Hace poco más de un año, en una entrevista con El Argentino ZN, había reconocido que la nueva ley que impide las reelecciones indefinidas iba a ser buena “para San Isidro”.

Dejar una respuesta