Femicidio de Melina: la defensa de “Chavito” pidió atenuar la pena por...

Femicidio de Melina: la defensa de “Chavito” pidió atenuar la pena por su “difícil situación familiar”

El abogado del único condenado solicitó un "informe socio-ambiental" para intentar atenuar la pena de su defendido. El joven fue declarado culpable de "homicidio preterintencional" y "privación ilegal de la libertad" por un juzgado popular.

Compartir

La defensa de Joel “Chavito” Fernández, el único condenado por el femicidio de Melina Romero, la adolescente de 16 años que fue hallada sin vida a orillas del arroyo Morón en 2014, solicitó a la Justicia que se tome en cuenta su “complicada situación familiar”. Ante este pedido, realizado por el defensor oficial Santiago Reil, la aplicación de la pena  se postergó dos semanas. El joven fue juzgado por un jurado popular integrado por doce personas, quienes lo encontraron culpable por unanimidad para el delito de homicidio “preterintencional”, y por 11 votos para la de la privación ilegal de la libertad coactiva.

La audiencia se llevó a cabo en los tribunales de San Martín, donde Santiago Reil, solicitó un “informe socio-ambiental” que avaló el juez del Tribunal Oral Criminal N°5 local, Adrián Berdichevsky, y pospuso la audiencia para dentro de 14 días.

El abogado explicó que su asistido tiene un bebé de un año y medio internado en el hospital Thompson de San Martín con un cuadro de desnutrición, al tiempo que su mujer lleva adelante un embarazo de riesgo. Ademas, solicitó que se realice un peritaje ambiental en el domicilio de la familia, con el fin de establecer que tiene reside en un barrio “de clase trabajadora” y que pertenece a “una familia de bien”. Finalmente, requirió al magistrado que tenga en cuenta que su asistido no tiene antecedentes penales.

Por su parte, el abogado de la familia de Melina Romero, no presentó agravantes y sólo pidió que se aplique la pena en un tiempo “prudente”, y se tenga en cuenta la cercanía de la feria judicial. Durante la instancia del jueves estuvieron presentes los padres de Melina, además del propio condenado.

El crimen de Melina ocurrió en 2014 y fue uno de los emblemas de la lucha contra los femicidios y contra la estigmatización mediática. Melina fue vista con vida por última vez el 24 de agosto de ese año, cuando salió del boliche “Chankanab” del partido de San Martí­n, adonde habí­a ido a festejar su cumpleaños. La Policí­a inició su búsqueda hasta que un mes después fue hallada asesinada y con signos de haber sido abusada a orillas del arroyo Morón, a pocos metros del predio de la Ceamse, en la localidad de José León Suárez.

El caso pudo resolverse gracias al testimonio de una joven conocida como M, amiga de la víctima. La testigo protegida contó que Melina pasó a buscarla con “Chavito” y otras personas. Ambas chicas fueron drogadas y alcoholizadas en una vivienda, antes de ser abusadas. Luego las subieron a un auto y ella vio cómo tiraban a su amiga. “A Melina la tiraron al arroyo, a mí me tenían apuntada con un fierro. Era como un descampado, todo yuyo y pasto. Le colocaron piedras adentro de una bolsa negra”, contó a la Justicia.

Por el caso fueron detenidos “Chavito”, “Narigón” y Sánchez, que quedaron libres por falta de pruebas y acusaron a la testigo principal de falso testimonio y la fiscal desistió de la demanda.

Dejar una respuesta