Femicidio de Melina: un solo condenado

Femicidio de Melina: un solo condenado

Un jurado popular consideró culpable a "Chavito" Fernández por el crimen de la joven, de 17 años, ocurrido en 2014. El TOF 5 dará a conocer la pena el jueves. "Se hizo justicia", dijeron los padres de Melina, pero piden avanzar sobre los otros dos sospechosos, que fueron exculpados por la fiscal.

Compartir

El único imputado por el femicidio de Melina Romero, ocurrido en 2014 en José León Suárez, fue condenado ayer por un jurado popular y detenido por temor a su posible fuga. Se trata de Joel “Chavito” Fernández, de 20 años, cuya pena se conocerá este jueves, quien terminó siendo el único imputado en la causa luego de que la fiscal desistió de acusar tanto a él como a los otros dos sospechosos, Elías Fernández, conocido como “Narigón”; y el pai César Sánchez.

El jurado popular consideró culpable a “Chavito” por “homicidio preterintencional y privación ilegal de la libertad coactiva agravada por la participación de dos o más personas” y quedó preso en el tribunal ante el “peligro” de que se fugue antes de que el jueves se conozca la pena que le aplicarán, según informó Página 12. Para los padres de Melina, únicos querellantes de la causa tras la baja de la demanda fiscal, consideraron que “se hizo justicia”.

El juicio, a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 5 de San Martín, dará a conocer el jueves a las 9, cuál será la pena para el “Chavito” Fernández, que a pesar de ser condenado por el femicidio de Melina, no fue acusado de “abuso sexual”, ya que uno de los 12 jurados no dio por acreditado este delito, luego de que ninguno de los peritos convocados haya confirmado que la joven efectivamente fue abusada antes de ser asesinada.

Sin embargo, el abogado Marcelo Biondi, representante de la familia Romero, consideró que por los delitos que se le atribuyeron a “Chavito” el jueves él va a pedir una pena “importante” y estimó que podría ser de “once años” de prisión.

Por su parte, Ana María y Rubén, los padres de Melina, consideraron que “se hizo justicia” pero señalaron que falta hallar a los otros responsables del crimen. “Es un trabajo que él solo (por “Chavito”) no hizo”, señaló Ana María.

El crimen de Melina ocurrió en 2014 y fue uno de los emblemas de la lucha contra los femicidios y contra la estigmatización mediática. Melina fue vista con vida por última vez el 24 de agosto de ese año, cuando salió del boliche “Chankanab” del partido de San Martí­n, adonde habí­a ido a festejar su cumpleaños. La Policí­a inició su búsqueda hasta que un mes después fue hallada asesinada y con signos de haber sido abusada a orillas del arroyo Morón, a pocos metros del predio de la Ceamse, en la localidad de José León Suárez.

El caso pudo resolverse gracias al testimonio de una joven conocida como M, amiga de la víctima. La testigo protegida contó que Melina pasó a buscarla con “Chavito” y otras personas. Ambas chicas fueron drogadas y alcoholizadas en una vivienda, antes de ser abusadas. Luego las subieron a un auto y ella vio cómo tiraban a su amiga. “A Melina la tiraron al arroyo, a mí me tenían apuntada con un fierro. Era como un descampado, todo yuyo y pasto. Le colocaron piedras adentro de una bolsa negra”, contó a la Justicia.

Por el caso fueron detenidos “Chavito”, “Narigón” y Sánchez, que quedaron libres por falta de pruebas y acusaron a la testigo principal de falso testimonio y la fiscal desistió de la demanda.

Dejar una respuesta