Tigre: Caruso Lombardi dejará de ser el técnico a fin de año

Tigre: Caruso Lombardi dejará de ser el técnico a fin de año

De común acuerdo con la dirigencia, el entrenador dirigirá los últimos dos partidos del 2017 y luego dará un paso al costado. Sólo ganó un partido en lo que va de la Superliga

Compartir

Como si fuera un gran capricho del destino, en un nuevo aniversario del “Día del Hincha Tigrense”, Ricardo Caruso Lombardi dejará de ser el entrenador del Matador. La fecha recuerda el triunfo en cancha de Platense para obtener el Apertura de Primera B 2004, logrado por aquel histórico equipo en el que jugaban Carlos Luna y Juan Carlos Blengio y que comandaba Caruso Lombardi. Su arenga en el vestuario del Ciudad de Vicente López, es una de las más recordadas de los últimos tiempos y marcó el primer paso para catapultar su carrera de entrenador.

Pero su tercera etapa al frente del Matador no fue la mejor. Caruso nunca le encontró la vuelta al equipo y la derrota del viernes ante Colón en Santa Fe terminó de decantar una situación que se avizoraba sin retorno. “No soy un tipo de aferrarme a algo, no lo quiero lastimar al presidente. Veremos…” declaró el entrenador luego de la derrota ante el Sabalero. Esta mañana, la página oficial del club transcribió el anuncio del presidente Ezequiel Melaraña: Caruso dirigirá las últimas dos fechas del año (ante San Lorenzo como local y frente a Tempeley de visitante) y luego irán en busca de otro entrenador.

https://twitter.com/catigreoficial/status/935101282326544390

En su tercera temporada como técnico del Matador, los números de Caruso no estuvieron ni por asomo a la altura de sus anteriores etapas. Si bien tuvo un arranque auspicioso (ganó dos de los tres partidos del torneo anterior), en lo que va del actual torneo, Tigre sólo obtuvo un triunfo sobre diez partidos, empató cinco y perdió los cuatro restantes. En resumen, los números parciales de Caruso –quien asumió el pasado 7 de junio- cuentan tres triunfos, cinco empates y cinco derrotas: en 13 fechas obtuvo 14 puntos, el 33 por ciento de los puntos.

El mal arranque encendió las alarmas, ya que el club volvió a coquetear luego de varias temporadas con los puestos de descenso: si bien se encuentra todavía lejos de los puestos de descenso, la situación es cada vez más tensa y, en caso de no torcer el rumbo, afrontará un panorama muy complicado para la próxima temporada.

Dejar una respuesta