Echan a un cura del Newman por “situaciones irregulares” con los alumnos

Echan a un cura del Newman por “situaciones irregulares” con los alumnos

Un nuevo escándalo sacude al exclusivo colegio de San Isidro al que asistieron el presidente Macri y varios de sus funcionarios más próximos. El antecedente que involucró al Papa Francisco.

Compartir

El exclusivo colegio Cardenal Newman, ubicado en las Lomas de San Isidro y donde asistió el presidente Mauricio Macri y varios de sus funcionarios, se vio envuelto en otro escándalo de presuntos abusos. En esta oportunidad, el involucrado es el padre Luis Lenzi, quien fue apartado por las autoridades de la institución de su cargo de profesor debido a que se lo había encontrado en “situaciones irregulares” con los alumnos.

La medida fue comunicada a los pares por el director Alberto Olivero por medio de un correo electrónico: “Luego de haber tomado conocimiento de situaciones irregulares que tuvieron lugar en espacios abiertos y que fueron advertidas por personal del colegio, se ha decidido su apartamiento”, dice la carta, argumentando que el religioso fue “exceptuado de las tareas que realizaba” por el “incumplimiento del código de conducta de la institución”.

Si bien en la carta no se dieron mayores precisiones de cómo fueron los acontecimientos que motivaron la expulsión de Lenzi, una empleada de limpieza del establecimiento habría sido la que denunció que, en al menos dos oportunidades, vio al cura darles “palmadas en la cola” a los alumnos para despedirlos. Según lo publicado por Infobae, fue a partir de esos dichos que las autoridades tomaron la medida de echar al religioso.

La expulsión de Lenzi es el segundo caso en menos de un año, que involucra a la exclusiva institución sanisidrense con casos de abuso. En diciembre de 2016, el ex alumno Rufino Varela, de 52 años, hizo público el calvario que padeció cuando era apenas un niño y fue golpeado y abusado por el ex capellán del colegio, el irlandés Finnlugh Mac Conastair, conocido como padre Alfredo. La víctima relató  que su caso no fue el único, sino que había varios más. Hasta el Papa Francisco se hizo eco de la confesión y llamó por teléfono a Varela y el colegio emitió una carta pidiendo disculpas “a todas las víctimas de abuso”.

El Cardenal Newman, ubicado en San Isidro, es uno de los más exclusivos colegios privados de la Zona Norte, donde no sólo asistió el Presidente, sino varios de los dirigentes y funcionarios del PRO, entre ellos su ex ministro de Economía Alfonso Prat-Gay, su amigo y empresario preferido, Nicolás Caputo, y el ministro de Trabajo Jorge Triaca.

Dejar una respuesta