Vicente López: repudian el protocolo de detención a personas del colectivo LGTB

Vicente López: repudian el protocolo de detención a personas del colectivo LGTB

Colectivos de género del distrito se manifestaron en contra del instructivo publicado por el Ministerio de Seguridad en el que se especifica la manera en que las fuerzas del orden deberán proceder a la hora de detener a lesbianas, gays, bisexuales y trans. Denuncian un contexto de persecución callejera montado a días de la realización de la XXVI Marcha del Orgullo y reclaman por la falta de políticas de fondo para incluir y asegurar los derechos de las disidencias sexuales.

Compartir

Organizaciones de género y feministas de Vicente López repudiaron el “Protocolo General de Actuación de Registros Personales y Detención para Personas pertenecientes al Colectivo L.G.B.T”, elaborado por el Ministerio de Seguridad nacional el 30 de octubre, luego de la escandalosa detención de dos mujeres en la estación de Constitución por el solo hecho de besarse públicamente. Denuncian, además, que no es azarosa la puesta en funcionamiento de este instructivo para las fuerzas de seguridad a pocos días de la realización de la XXVI edición de la Marcha del Orgullo, que se realizará el sábado 18 en Buenos Aires.

En ese marco, bajo la consigna “Vicente López se viste de Orgullo”, la organización feminista Mala Junta de Vicente López realizará una intervención callejera en la Plaza Remedios de Escalada de la estación Florida del ex ferrocarril Mitre, y luego convocan a participar de la marcha. “Es más que sugerente que este protocolo se conozca a pocos días de una nueva Marcha, por eso creemos que tenemos que llenar las calles para hacer escuchar nuestros reclamos. Queremos dejarle bien claro a este gobierno que al clóset y a la cárcel no volvemos nunca más”, señaló Érica Porris, integrante de la agrupación y referente feminista en Vicente López.

“En un contexto en el que se detienen mujeres por estar besándose en la calle y en el que la persecución arbitraria de personas trans es moneda corriente creemos que este protocolo significa un riesgo para todo el colectivo LGBTTIQ”, destacó Porris. Y agregó: “Respetar la identidad de género es aplicar el cupo laboral trans, trabajar para erradicar los crímenes de odio y aplicar la ley de educación sexual integral. Este protocolo es otra cosa, es una herramienta para legitimar la persecución y criminalización de nuestras vidas y nuestros deseos”.

La normativa, publicada en el Boletín oficial el 30 de octubre, bajo la Resolución 1149-E/2017, lleva la firma de la ministra Patricia Bullrich y fue presentada por voceros de esa cartera como una herramienta para asegurar los derechos de las personas pertenecientes al colectivo LGBT al momento de ser detenidas.

Sin embargo desde organizaciones y agrupaciones LGTB repudiaron la medida, destacando que la misma no estipula ninguna normativa que no se encuentre vigente desde la sanción de la Ley de Identidad de Género y que -en un contexto de persecución callejera a las disidencias sexuales- constituye una forma de dar vía libre a las fuerzas de seguridad para aumentar la cantidad de detenciones arbitrarias.

La normativa destina un párrafo de sus fundamentos para declarar que “toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género, al libre desarrollo de su persona conforme su identidad de género y a ser tratada conforme a ella y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo que allí es registrada”.

Luego, en un anexo de 9 páginas de extensión, procede a detallar los casos en que las fuerzas de seguridad pueden realizar detenciones y especifica la forma en que deben realizar los “actos iniciales de aprehención”.

Diversas asociaciones y referentes del colectivo LGBTTIQ presentaron su rechazo contra esta directiva. Indican que no es necesario instrumentar ninguna herramienta para asegurar derechos que ya se encuentran consagrados en la ley 26743 de Identidad de Género y que resulta alarmante que se publique en un contexto de aumento de las detenciones y requisas a la comunidad y de recrudecimiento de la persecución sufrida por el colectivo transgénero a manos de las fuerzas de seguridad.

Además, destacan la cercanía de la XXVI Marcha del Orgullo en Buenos Aires, convocada para el próximo sábado 18 de noviembre y temen una posible vinculación entre la movilización y esta nueva herramienta para definir mecanismos específicos de detención.

Dejar una respuesta