La Policía de Jorge Macri reprimió a vecinos que cuidan el último...

La Policía de Jorge Macri reprimió a vecinos que cuidan el último pulmón verde de la costa

El predio de 9 hectáreas está ubicado en la intersección de Yrigoyen y el río, y mantiene la vegetación y la fauna originaria de la ribera del Río de la Plata y hace poco fue cerrado con un alambrado. Vecinos y organizaciones temen por el avance inmobiliario. No es la primera vez que la policía de Vicente López corre de forma violenta a quienes cuidan el lugar. El video.

Compartir

A principios de junio de este año, el colectivo Todxs por el Yrigoyen anunció por las redes sociales que iba a inaugurar la entrada del predio público que cuidan voluntariamente hace más de dos años. Pero el día de la actividad encontraron el acceso a la reserva de nueve hectáreas -en Yrigoyen y el vial costero de Vicente López- cerrado por un alambrado. Y también, repleto de fuerzas de seguridad municipales. Ayer, cuatro meses después de ese hecho, los integrantes de Todxs… volvieron a pasar por una situación similar: tenían previsto realizar una visita guiada a vecinos y vecinas del partido a las cuatro de la tarde. Aunque media hora antes ya había tres policías que impedían el paso de personas que asistían al recorrido y que sacaban a la gente que se encontraba dentro del predio. Un miembro del colectivo Todxs… se les acercó a preguntar si tenían una orden judicial para echarlos. “Tenemos órdenes de un superior”, le contestaron de palabra.

-¿Una orden de quién?, le repreguntó el joven.

-No te lo vamos a decir.

Los agentes no poseían ningún papel y tampoco estaban identificados. Entonces, los y las integrantes del colectivo decidieron terminar de plantar un fumo bravo, un árbol nativo rioplatense. Cuando finalizaron, la presencia de la policía era mayor: los uniformados habían entrado con motos a la reserva y afuera habían estacionado cinco patrulleros. Uno de los miembros de Todxs se quedó dentro del predio y se agarró al vallado de alambre. Cuando un policía lo vio, se le acercó y le dijo: “Te voy a romper todos los huesos”. Después, varios agentes lo rodearon, lo forcejearon y le torcieron el brazo para que se soltara. Y además, le tiraron gas pimienta en la cara, que también salpicó a una joven que intentaba filmar lo que pasaba.

“Soy de Vicente López, tiran gas pimienta y me empujan por venir a cuidar un espacio público verde”, les gritó la joven. Pero los oficiales hacían que no escuchaban. Y también se hicieron los sordos cuando los vecinos y las vecinas les reclamaban que paren de reprimir al joven agarrado del alambrado. “Soltalo, animal”, se escuchó que les decía alguien, pero no había respuesta. Cuando por fin lo dejaron, una persona le alcanzó una botella de jugo por un agujero que había en el enrejado. Los y las que estaban en el lugar empezaron a cantar y a aplaudir: “No al alambrado, si a la reserva”. Pero mientras lo hacían, un trabajador de Defensa Cívil cerraba uno de los pasos laterales al predio con una cinta amarilla.

El predio del Yrigoyen -como apodan al lugar- pertenece a la Administración General de Puertos (AGP), de dependencia nacional, y limita lateralmente con el Círculo Naval. También linda con el Club Obras Públicas, que rellenó con sedimentos hasta que un fallo de 2008 del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo N° 1 de San Isidro condenó a la institución a detenerse. Desde ese momento, la tierra se abandonó y la naturaleza autóctona del lugar se recuperó. En 2015, el colectivo Todxs… empezó a cuidar el predio con trabajo voluntario.

El temor por el futuro del Yrigoyen apareció en febrero pasado cuando los vecinos y las vecinos fueron abordados por un despliegue policial mientras realizaban una asamblea. Siete camionetas de la patrulla municipal, cuatro motos y casi cuarenta agentes, entre ellos de Gendarmería, fueron para advertirles que no podían estar en el lugar porque, según ellos, la propiedad del predio había sido traspasada al Municipio y lo iban a cerrar definitivamente. Esto nunca se confirmó, cómo tampoco desde la comuna nunca informaron quién fue el que mandó a construir el alambrado en junio de este año. Por más que algunos policías responsabilizaron del vallado a la municipalidad, el encargado del tema, Carlos Granovsky -conocido como “Moro”- director de Espacios Ribereños del partido, nunca dio una respuesta y no atiende su teléfono.

“Nadie cuida algo de esa manera, hasta mandando a la policía municipal, si no existe un interés detrás”, argumentó el ex concejal de Vicente López por el Partido Socialista, Carlos Roberto, a El Argentino ZN. Roberto es uno de los ex legisladores que hace tiempo denuncia el avance y los negociados inmobiliarios que se hacen sobre la ribera de la comuna, como el megaemprendimiento Al Río SA. “Desconocemos cuál es el proyecto que tienen pensado para ese lugar, pero el municipio siempre lo quiso y está negociando para que le transfieran el predio y tener su uso y administración”, detalló. Y agregó una explicación de por qué ahora esa situación se podría dar: “Actualmente la intendencia, la Provincia y la Nación las gobierna el mismo partido. Con los tres niveles del Estado de acuerdo, hacer el traspaso les es más fácil”.

“Ya sea por acción u omisión, ellos siempre terminan cooperando con la degradación de la reserva e impidiendo su protección”, aseguraron desde Todxs por el Yrigoyen a El Argentino ZN. Al final de la jornada, se sentaron todos en ronda al lado del alambrado: recordaron y debatieron sobre la importancia de cuidar uno de los últimos pulmones verdes de la costa del partido. Y quedó remarcada la diferencia de pensamiento cuando se fue el último patrullero que quedaba estacionado en el lugar: por la ventanilla del pasajero, un policía revoleó una botella de jugo vacía hacía el pastizal del predio.

Mirá el video:

Dejar una respuesta