Pilar: sospechoso atropello a una mujer que acababa de denunciar a su...

Pilar: sospechoso atropello a una mujer que acababa de denunciar a su ex por violencia

El hecho ocurrió en Panamericana y ruta 26, el 27 de agosto a la madrugada, cuando un automóvil se cruzó de carril, la embistió de frente y huyó. Cuatro días antes había denunciado a su ex pareja por violencia de género y a su suegra por amenazas. Sus familiares exigen las cámaras de seguridad, que hasta ahora no aparecen.

Compartir

Eran las 6.20 de un domingo húmedo y lluvioso. Micaela Coronado había salido de su trabajo como bombera en Maquinista Savio, Escobar, y se dirigía a su otro trabajo como policía local en el distrito de San Martín. Viajaba en su moto por ruta 26 y, al llegar a Panamericana, un Renault Clío gris cruzó de carril y la embistió de frente. Luego huyó. Cuatro días antes, Micaela había denunciado por violencia de género a su ex pareja, cuyo nombre no trascendió. Y luego también denunció en la Justicia a su ex suegra, por amenazas. El lunes comenzaba a regir la restricción perimetral para ambos.

El hecho ocurrió el domingo 27 de agosto y, desde entonces, Micaela se encuentra internada en el Hospital de Pacheco, en Tigre, donde tuvo que ser sometida a diversas operaciones. Mientras tanto, su familia deambula de dependencia en dependencia de Pilar pidiendo las cámaras de seguridad que no aparecen. “Todavía estamos esperando las cámaras. Mis papás se están moviendo, primero fueron al COM (Centro de Operaciones Municipales), donde le dijeron que las cámaras estaban en la comisaría 7ma de Pilar. Fueron a la comisaría y les dijeron que ahí no tienen las cámaras. Ahora están de nuevo en el COM reclamando las cámaras para identificar el auto. La persona que me atropelló todavía no aparece”, señaló hoy la joven desde su cama en el hospital en diálogo con Telefé Noticias.

Micaela sólo recuerda que el automóvil era un Renault Clío gris, con patente nueva, pero no pudo ver a su o sus ocupantes. Con la violenta embestida cayó al piso, quedó inconsciente y sufrió múltiples fracturas por las que tuvo que ser varias veces operada.

Cuatro días antes, había denunciado por violencia de género a su ex pareja y el lunes empezaba a correr la restricción perimetral ordenada por la Justicia, según informó C5N. Pero eso no es todo, entre la denuncia a su ex y el accidente, Micaela también había denunciado a su ex suegra por amenazas, por lo que la Justicia también había dictado una restricción perimetral contra ella.

El caso muestra una vez más que las demoras en la actuación Judicial, aún con una mujer Policía, puede terminar con la vida de una mujer víctima de violencia de género.

Dejar una respuesta