Ocho meses después, detuvieron al joven que chocó y mató a una...

Ocho meses después, detuvieron al joven que chocó y mató a una maestra en Vicente López

Tomás Núñez Aboy circulaba a 140 kilómetros por hora y con 2,18 gramos de alcohol en sangre cuando chocó y mató a Silvia Cabrera, en enero pasado. Ayer quedó detenido, imputado por homicidio simple con dolo eventual, con pena de 8 a 25 años de cárcel.

Compartir

En enero pasado, un conductor alcoholizado chocó y mató a la docente Silvia Cabrera -de Pilar- e hirió gravemente a otra mujer, cuando avanzaba a toda velocidad y embistió con su auto a otro vehículo tras una persecución en Vicente López. Ocho meses después, el joven fue detenido.

Tras una discusión jurídica por un planteo de eximición de prisión que había formulado su defensa, Tomás Núñez Aboy, de 28 años, fue detenido ayer por personal de la Jefatura Distrital de Vicente López y quedó alojado en la comisaría 1ra. de Olivos.

Según consignó Telam, fue imputado por el fiscal de Vicente López Alejandro Guevara por homicidio simple con dolo eventual, con pena de 8 a 25 años de cárcel. Núñez Aboy chocó y mató cuando circulaba a 140 kilómetros por hora y con 2,18 gramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido es 0,5.

Los otros dos conductores que participaron del incidente y venían persiguiendo a Núñez Aboy, Nicolás Laitano (29) y Lucas Alan Pechin (29), continúan imputados pero en libertad.

El hecho ocurrió el viernes 20 de enero, cerca de las 2, en el cruce de la avenida Maipú y la calle Haedo de Vicente López. Cabrera (57), madre de cuatro hijos, y su amiga Rosa Pedercino (57), iban a bordo de un Chevrolet Agile y estaban detenidas en un semáforo. El auto fue embestido desde atrás por un Volkswagen Suran azul conducido por Núñez Aboy.

Según la pesquisa y los registros de varias cámaras de los municipios de la zona, el Suran escapaba a alta velocidad del Honda Civic negro de Laitano y del Toyota Corolla blanco de Pechín tras un incidente de tránsito en San Isidro, por un roce y la pérdida de un espejo retrovisor.

A raíz del choque Cabrera, que conducía el Chevrolet, murió en el acto y su acompañante sufrió graves heridas y fue trasladada al hospital de Vicente López, donde estuvo internada largo tiempo.

Dejar una respuesta