La Corte Suprema ordenó investigar a Jorge Macri por una presunta estafa

La Corte Suprema ordenó investigar a Jorge Macri por una presunta estafa

El máximo tribunal ordenó a un juzgado de instrucción porteño que inicie una investigación contra el intendente de Vicente López y primo del Presidente. Es por una presunta estafa en la venta de un aserradero en la provincia de Corrientes.

Compartir

La Corte Suprema de la Nación ordenó a un juzgado de instrucción porteño que inicie una investigación contra el intendente de Vicente López, Jorge Macri, por una presunta estafa en la venta de un aserradero en la provincia de Corrientes.

El fallo fue firmado por unanimidad por los cinco jueces del máximo tribunal, que dispuso que la causa tramite ante el juzgado número 37, a cargo de la jueza Silvia Ramond, a raíz de la denuncia formulada por el empresario Felipe Luis Domínguez, según informó el diario Tiempo Argentino.

Domínguez –como apoderado de una empresa extranjera- denunció que “habría sido defraudado al arrendarle un aserradero a Agromadera S.A., ubicado en la provincia de Corrientes”, que está vinculado con el primo del presidente de la Nación y jefe comunal de Vicente López.

La empresa “observó las instalaciones y comenzó las conversaciones con quienes se encontraban encargados del lugar” y obtuvo una promesa de “solucionar una serie de inconvenientes que tendrían las maquinarias”. Entonces se firmó el contrato de arrendamiento en Vicente López, pero “sin que luego pudiera llevar a cabo sus objetivos industriales pues el equipamiento estaba en mal estado, lo que le produjo al locatario un importante perjuicio económico”.

Domínguez denunció, además, que la empresa arrendataria vinculada con Macri “tampoco le había mencionado que se encontraba en concurso preventivo y que sobre el inmueble pesaban inhibiciones”.

La denuncia quedó empantanada en una “cuestión de competencia” entre la justicia de la Capital Federal y la de Vicente López y estuvo un año virtualmente paralizada. Pero la Corte, siguiendo un dictamen del procurador adjunto Eduardo Casal, determinó la intervención de la jueza Ramond.

Dejar una respuesta