Denuncian más despidos en el parque industrial de Pilar

Denuncian más despidos en el parque industrial de Pilar

Veinte trabajadores de Zanniello no pudieron ingresar a la planta y temen ser despedidos. El corolario de una política empresarial de retiros voluntarios, precarización laborarl y deudas por más de cien mil pesos.

Compartir
Foto: Pilar de Todos

Trabajadores de la empresa Zanniello, ubicada en el Parque Industrial de Pilar y dedicada a la elaboración de etiquetas y materiales flexibles, denunciaron una veintena de despidos, como descenlace en un conflicto que se remonta a finales de 2015.

Según detalló el sitio Pilar de Todos, en la mañana del martes, veinte empleados no pudieron ingresar a sus puestos de trabajo, algunos de ellos con una antigüedad de más de 20 años. A cada uno de ellos, se les entregó una carta en la que les informaban que quedaban desvinculados y que esa acción se enmarcaba en un proceso de crisis por el que estaría atravesando la firma.

La metodología no es nueva en otras empresas del cordón industrial norte que vienen aplicando políticas de ajuste. Una semana atrás, fue la panificadora Dulcypas la que bajó sus persianas sin previo aviso y dejando en la calle a 27 familias. Pepsico, Atanor y Banghó son los casos emblemáticos de una práctica que se repite en las fábricas de Zona Norte y parece no tener fin.

En el caso de Zanniello, el conflicto en los pagos se remonta hasta el 2015, fecha en que los empleados dejaron de recibir regularmente aguinaldos y porcentajes de quincenas, con deudas que en algunos casos superan los 100 mil pesos. “Los responsables de Zanniello dicen que están en crisis y que no pueden sostener a las 87 personas que trabajamos. En cada uno de nosotros hay mucho miedo de quedarnos en la calle”, expresaron los trabajadores, quienes denunciaron que en las últimas semanas también se registraron una decena de acuerdos de retiros voluntarios realizados de manera “selectiva”.

La precarización laboral no se limita al atraso de salarios: los trabajadores denunciaron que no les entregan ropa de trabajo y hasta descubrieron que no cuentan con ART ni seguro de vida, además de ya no tener el servicio de comedor en la planta. A eso se le suma que si bien en los recibos figura un descuento por aportes patronales, los empleados aseguran que la empresa no los realiza.

Dejar una respuesta