Tras pasar tres días preso en San Isidro, fue liberado el joven...

Tras pasar tres días preso en San Isidro, fue liberado el joven acusado de amenazar a Esteban Bullrich

Tiene 18 años y fue detenido acusado de enviar mensajes intimidatorios al candidato de Cambiemos. Sin embargo, declaró que lo hizo creyendo que el celular era de un amante de su novia. "Mi hijo ni siquiera sabe quién es Bullrich”, aseguró su padre. Tras el desmedido operativo policial avalado por Patricia Bullrich, Sandra Arroyo Salgado dictó la falta de mérito y ordenó la liberación.

Compartir

Pedro Di Biasi tiene 18 años y vive en la tranquila localidad bonaerense de Tapalqué. Pero un ataque de celos, machismo y un error alteraron su vida por completo: el viernes terminó preso en la DDI de San Isidro, acusado de amenazar por teléfono al candidato a senador nacional de Cambiemos, Esteban Bullrich. Recién hoy, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado dictó la falta de mérito y ordenó la liberación.

Según consignó el diario La Nación, el joven fue liberado porque no existe riesgo de que pueda entorpecer la investigación, pero la causa sigue su curso y aún hay medidas de prueba en ejecución. El caso comenzó cuando el joven, a través de su teléfono, envió imágenes a un número que Bullrich dio a conocer públicamente como parte de la campaña. Según trascendió, el ex ministro de Educación recibió la foto de un arma siendo gatillada, una mano saludando y la pregunta: “¿Tenés miedo?”.

Tal como ya ocurrió en el caso de los jóvenes que amenazaron al Presidente vía Twitter, el hecho desató un desmedido despliegue de efectivos especiales de la Policía Federal en Tapalqué, donde vive el chico de 18 años. Allí Di Biasi fue detenido en su casa, imputado por el delito de amenazas y trasladado a San Isidro, donde permaneció todo el fin de semana, hasta hoy a la mañana.

Incluso, mientras sigue sin dar respuestas sobre la desaparición forzada de Santiago Maldonado, la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, emitió un comunicado en el que celebró que el “procedimiento (que dio lugar a la detención de Di Biasi) fue posible gracias a la inteligencia criminal y el alto nivel de profesionalismo de las fuerzas federales”.

Pese al despliegue del operativo, a la velocidad de respuesta de las fuerzas de seguridad y a la felicitación de su máxima responsable, la “amenaza” que cayó sobre el ex ministro de Educación se originó al parecer en un episodio de machismo, celos y errores. Porque el joven declaró ante la Justicia que había encontrado el contacto “Esteban Cambiemos” agendado en el celular de su novia y sospechó que podía tratarse de un amante. Entonces envió el mensaje intimidatorio a ese número, que resultó ser el que el candidato de Cambiemos había difundido en campaña. “Mi hijo ni siquiera sabe quién es Bullrich. Le mostrás una foto y no te sabe decir quién es”, declaró su padre. Finalmente, la investigación judicial corroboró los dichos del joven y ordenó su liberación.

Dejar una respuesta