Cristina se reunió con trabajadoras despedidas de Pepsico

Cristina se reunió con trabajadoras despedidas de Pepsico

La ex mandataria las recibió en el Instituto Patria. Eran mayoría las mujeres en planta que la multinacional cerró de forma intempestiva en Munro, dejando a 600 personas en la calle. El proyecto para recuperar el predio y el compromiso de la actual candidata a senadora bonaerense a apoyar su expropiación.

Compartir

Ellas son mayoría en el gran cuerpo de 600 trabajadores y trabajadoras que quedaron en  la calle, tras el sorpresivo cierre de la planta que la multinacional Pepsico tiene en Munro, Vicente López. Las mujeres, además, tuvieron un rol preponderante en la lucha que llevaron adelante los obreros despedidos, algunos y algunas de las cuales trabajaban en la fábrica de snacks desde hacía más de 30 años. Ayer, la ex presidenta y actual candidata Cristina Fernández de Kirchner las recibió en el Instituto Patria, donde pudieron relatar acerca del proyecto para recuperar el inmueble del que fueron violentamente desalojados y reprimidos por las fuerzas de seguridad.

En el encuentro, que duró más de una hora y media, analizaron los diferentes planes de ajuste económico aplicados en la Argentina en distintos momentos de la historia y dialogaron sobre la situación de los trabajadores ante “los despidos generalizados, las tarifas impagables y las crecientes dificultades para alimentar a las familias”.

“Hoy estuvimos en el Instituto Patria con trabajadoras de Pepsico que continúan en plan de lucha por sus puestos de trabajo”, contó la ex mandataria a través de su cuenta de twitter.

Las trabajadoras de Pepsico explicaron los puntos centrales del proyecto de ley que promueven junto a varios bloques de diputados en el Congreso Nacional para declarar de utilidad pública, sujeto a expropiación, el inmueble y las instalaciones de la empresa en Vicente López para cederlo a la cooperativa de trabajo que conformaron los empleados despedidos.

“Cristina se comprometió a apoyar nuestro proyecto de expropiación de la fábrica”, señaló Catalina Balaguer, delegada de Pepsico y una de las asistentes del encuentro.

“Le planteamos la situación en la que estamos, denunciamos el preventivo de crisis, la represión brutal que sufrimos y, que apoyar un proyecto así, nos devolvería la posibilidad de que la planta se vuelva a abrir para generar los puestos de trabajo y, al mismo tiempo, es una fábrica que podría hacer alimentos para toda la sociedad”, agregó Balaguer en diálogo con el programa “Mala Suerte” que se emite en FM La Patriada.

Y agregó: “Estamos viendo la posibilidad de lograr llamar a todos los bloques del Parlamento para que se llame a una Sesión Extraordinaria en la cual se pueda discutir y votar un proyecto así, porque de otra manera nos llevaría tiempos muy largos y cada día se nos hace más difícil”.

“Ya han pasado dos meses y el Ministerio de Trabajo nunca nos quiso recibir. Este es un Gobierno que se dice dialoguista pero a nosotros nos ignoran”, concluyó la mujer, que junto a sus compañeros y compañeras despedidos mantienen en vigencia el reclamo con una carpa frente al Congreso de la Nación.

Dejar una respuesta