Encontraron restos humanos en el avión caído en el Delta

Encontraron restos humanos en el avión caído en el Delta

"Las características del accidente indican que no va a haber sobrevivientes", dijo el titular de la Asociación Nacional de Aviación Civil en relación al avión caído en el río Paraná Guazú. Justificó la tardanza en el hallazgo por las características de la zona.

Compartir
Foto ANAC

“Las características del accidente indican que no va a haber sobrevivientes”, el titular de la Asociación Nacional de Aviación Civil (ANAC), Juan Pedro Irigoin, al tiempo que confirmó que fueron hallados “restos humanos” en la avioneta caída en el delta del río Paraná Guazú, que fue encontrada el sábado pasado luego de 26 días de búsqueda.

“Este hecho está a cargo del Juzgado N 2 de la doctora (Sandra) Arroyo Salgado. Todo lo que sea forense es responsabilidad del Juzgado”, explicó en diálogo con radio Continental, al ser consultado sobre el destino de quienes iban a bordo de la aeronave. Sin embargo, estimó: “Las características del accidente indican que no va a haber sobrevivientes”.

En relación a las críticas que recibió el organismo por la demora en hallar el avión, pese a que cayó muy cerca de donde desapareció, el titular de la ANAC dijo comprender que “se critique” la búsqueda porque “se sobrevoló el área” donde finalmente se halló la aeronave “50 veces”. Sin embargo, consideró “increíble que finalmente” la encontrara el organismo que encabeza.

“Las características del delta (del río Paraná Guazú) son variantes, dinámicas, y uno no ve lo mismo cuando sale dos días seguidos: hay bajantes del río y lluvias que mueven las cosas”, justificó. El hallazgo fue en un área pantanosa, cubierta de vegetación, de la costa norte del brazo Paraná Guazú, en jurisdicción de Entre Ríos. Tras la localización concretada por la ANAC, comenzó el rol de la Junta de Investigación de Accidentes de la Aviación Civil (Jiaac), que será la responsable de difundir los resultados de las investigaciones a su cargo para determinar qué sucedió.

Según consignó el diario La Nación, las familias de los pilotos y del único pasajero e hijo del dueño del avión estuvieron en hangares instalados en el aeropuerto de San Fernando, sin contacto entre sí ni con el periodismo. Pero a través de las redes sociales, la esposa de Matías Ronzano, Ángela Barbero, manifestó su tristeza pero aseguró que mantenía “la esperanza intacta” de encontrar a su pareja. Pidió “rezar por un milagro” antes que se confirmara la trágica noticia del hallazgo de restos humanos.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta