El misterio de la avioneta: suman un radar submarino a la búsqueda

El misterio de la avioneta: suman un radar submarino a la búsqueda

El experto español en geofísica Luis Avial y su empresa se suman al operativo que llevan adelante la Armada y Gendarmería. El último contacto de los pilotos fue el 24 de julio, cinco minutos después de despegar de San Fernando

Compartir

Por tierra, por aire, por agua. Drones, ecosondas, y ahora también un radar subacuático: el misterio de la avioneta crece día tras día, mientras se incorporan nuevas herramientas para la búsqueda. Ahora, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), informó que se sumó un radar submarino para dar con la aeronave desaparecida hace tres semanas, cuando salió del aeropuerto de San Fernando, con destino a Las Lomitas, provincia de Formosa.

Esta nueva instancia de búsqueda está bajo la dirección del reconocido técnico español experto en geofísica Luis Avial y su empresa Falcon High Tech, con larga experiencia en este tripo de casos. “Falcon High Tech incorpora a esta búsqueda equipamiento radar submarino de última tecnología, que se suma a los equipamientos de la Armada Argentina y Gendarmería Nacional, que ya se encuentran trabajando desde el inicio de la búsqueda”, expresó la ANCAP por medio de un comunicado.

De acuerdo a los señalado por fuentes de la investigación, Avial colaboró con el gobierno español en la búsqueda y localización de más de 90 fosas comunes de la guerra civil española, la búsqueda y localización de enterramientos de soldados españoles de la Segunda Guerra Mundial y armamento español de la Segunda Guerra Mundial, además de la búsqueda y localización de enterramientos de víctimas de crímenes comunes, entre otros trabajos realizados.

El lunes 24 de julio, la avioneta Mitsubishi matrícula LV-MCV desapareció de los radares a poco de despegar del aeropuerto de San Fernando, con tres personas a bordo: Matías Ronzano, el piloto; Emanuel Vega, el copiloto, y el único pasajero, Matías Aristi, hijo del dueño de la aeronave.  Desde entonces, no se supo nada de su destino, y las hipótesis estuvieron a la orden del día y su impacto llegó a las recientes elecciones primarias legislativas, cuando los ciudadanos de Lincoln, de donde son oriundos el piloto y el copiloto, llamaron a no participar de los comicios reclamando que se intensifique la búsqueda de la aeronave y sus tripulantes.

Dejar una respuesta