Compartir

Lollapalooza Argentina, el festival de música, arte, moda y gastronomía amenaza convertirse con un clásico de fin de verano en San Isidro y se extiende a tres días después de agotar su última edición. El festival itinerante creado por Perry Farrell a principios de los 90 se convirtió en un emblema de la Generación X y apunta a dejar su sello también en nuestro país, al anunciar su quinta edición consecutiva, todas realizadas en el Hipódromo de San Isidro.

El martes 8 de agosto a las 10 de la mañana se pondrán en venta las primeras entradas a un precio de $1.750 de forma exclusiva para los clientes de un banco y por el sistema Early Bird, un mecanismo clásico del festiva que pone a la venta los primeros tickets a un precio promocional sin anunciar los artistas que formarán parte de la cartelera. Una vez agotado el stock de 10 mil abonos, se pasará automáticamente a la instancia de Preventa 1. Toda la información sobre la venta de entradas, puede consultarse en la página oficial del Lollapalooza Argentina.

Como otra marca registrada del festival, las bandas y artistas más importantes del mundo, así como también las revelaciones del momento pisaron suelo argentino para formar parte de esta experiencia junto a los créditos locales. Metallica, The Strokes, León Gieco, Lisandro Aristimuño y Bandalos Chinos fueron algunos de los nombres que animaron la cuarta edición, de un encuentro que supo tener ediciones anteriores a Robert Plant, Red Hot Chili Peppers, Jack White, Eminem y Pharrel Williams entre sus números más destacados.

Dejar una respuesta