Compartir

La búsqueda de la avioneta desaparecida desde el lunes tras partir del aeródromo de San Fernando se extendió en las últimas horas con patrullas terrestres en zonas de cañadas y humedales del Delta bonaerense. Bajo la coordinación de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), se reinició el operativo que cumple su tercer día consecutivo con helicópteros, botes semi-rígidos y el aporte de Gendarmería con efectivos de fuerzas de seguridad a pie.

El jefe de la Zona Delta de la Prefectura, prefecto mayor Víctor Duarte, explicó que la búsqueda de la aeronave se enmarca “en tres secciones del Delta, que abarca desde Campana, Río de la Plata, Río Luján y Paraná Bravo, que es en el límite con la provincia de Entre Ríos. Es un área muy amplia y compleja, hay zonas de muy difícil acceso en zona de cañadas y humedales muy grandes”, expresó Duarte en declaraciones reproducidas por la Agencia DyN.

La falta de información concreta y el paso del tiempo alimentan las hipótesis y los rumores en torno a qué pasó con la avioneta perteneciente a la empresa agropecuaria Aibal S.A. Según consta en los registros oficiales, estaba al mando de los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de la ciudad bonaerense de Lincoln, y el único pasajero a bordo consignado en el reporte es Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agraria.

Entre tanto misterio,la jueza Sandra Arroyo Salgado trabaja con dos hipótesis centrales. Una es que la avioneta se haya estrellado sin activarse las alarmas correspondientes. La otra, señala la posibilidad de que un cuarto pasajero no declarado haya subido al avión antes del despegue por el sector del aeropuerto que no tiene cámaras de seguridad. Esto alimentaría la teoría de que las señales hubiesen sido apagadas de manera intencional para desviar la nave hacia un destino incierto. Seis minutos después de haber despegado de San Fernando el lunes a las 14.30, y tras recorrer apenas 17 kilómetros, la avioneta desapareció de los radares del aeródromo y los aeropuertos Jorge Newbery y Ezeiza, y desde entonces no hubo más indicios de su rumbo

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta