Reinician la búsqueda de la avioneta perdida en el Delta

Reinician la búsqueda de la avioneta perdida en el Delta

A casi 48 horas de su partida del Aeropuerto de San Fernando, sigue siendo un misterio el paradero de la aeronave. La última comunicación con la torre de control y la intensa búsqueda por tierra, por agua y por aire.

Compartir
La avioneta desparecida en el Delta (Twitter)

Pasan las horas y crece el misterio sobre la avioneta que partió el lunes a las 14.30 del aeropuerto de San Fernando y a casi 48 horas no hay ningún tipo de rastro. Esta mañana se reanudó el operativo de búsqueda con el despliegue de tres helicópteros -cuya tarea se ve restringida por las condiciones de neblina-, botes semirrigidos y nadadores de rescate en la zona del Delta bonaerense.

Mientras la búsqueda del avión continúa a contrarreloj, una comunicación entre la tripulación y la torre de control del Aeropuerto de San Fernando le pone más misterio al asunto. Según los audios que trascendieron las últimas horas, desde la torre de control se le pide al piloto que regrese por un desperfecto, antes de que se pierda la comunicación.

“Estamos a 7,5 millas de San Fernando”, se lo escucha decir al piloto hablando con la torre de control, que le responde que “no aparecen en la pantalla del radar” y que tras algunos intentos por solucionar el problema, le ordena: “le voy a tener que pedir que regresen”.

El radar en cuestión, al que en el audio se refieren como “transponder”, es un dispositivo que emite una señal y ubica en el espacio aéreo a las aeronaves. Permite a la torre organizar los ascensos y descensos de los aviones y controlar, entre otras cosas, que no se choquen.

El avión turbo hélice bimotor marca Mitsubishi, matrícula LV MCV, salió el lunes a las 14.30 del aeropuerto de San Fernando, en el norte bonaerense, con un plan de vuelo por el que estimaba llegar a las 18.30 a la terminal aérea de la localidad formoseña de Las Lomitas.

La avioneta desaparecida, perteneciente a la empresa agropecuaria Aibal S.A, estaba al mando de los pilotos Matías Ronzano y Facundo Vega, ambos oriundos de la ciudad bonaerense de Lincoln, y el único pasajero a bordo consignado en el reporte es Matías Aristi, hijo del dueño de la compañía agraria.

Dejar una respuesta