Apareció la militante feminista que era buscada desde el viernes

Apareció la militante feminista que era buscada desde el viernes

Es la presidenta de la Asamblea Permanente contra la Violencia de Género y denunció durante años a su ex marido por violencia y amenazas. El Ministerio Público Fiscal informó que la mujer se había ausentado de su domicilio por su propia voluntad y que se encontraba bien.

Compartir

Fernanda Chacón estaba desaparecida desde el viernes y sus familiares y compañeras comenzaron una cadena por las redes sociales para encontrarla. La mujer, que es presidenta de la Asamblea Permanente contra la Violencia de Género, estaba en Tigre con su pareja.

En las últimas horas, el Ministerio Público Fiscal informó que, por disposición de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Chacón se presentó en sede policial, donde se constató su identidad, se le tomó declaración testimonial y se verificó su estado de salud. Allí confirmó que se había ausentado de su domicilio por su propia voluntad y que se encontraba bien.

La causa se inició por una denuncia formulada por la madre de Fernanda ante la Comisaría 29° de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires, con intervención de la Fiscalía Nacional de Instrucción N° 8 a cargo de Fernando Fiszer, quien solicitó la intervención de la UFEM.

La militante feminista viene acompañando en el pedido de Justicia a la familia de Aracelli Fulles, la joven de 22 años asesinada en abril pasado en San Martín y cuyo femicidio conmocionó al país.

El temor de su entorno viene a raíz de las constantes amenazas que Fernanda viene denunciando desde hace dos años por parte de su ex marido, preso por los reiterados actos de violencia física y psicológica contra ella y su hija menor de edad. Hace un año denunció públicamente que su marido, preso e imputado por perseguirla y violentarla, la amenazaba en forma sistemática con llamados telefónicas desde la cárcel de Devoto. Su terror más grande era que consiguiera la libertad condicional.

 

Dejar una respuesta