“Ni un pibe menos” y el debate sobre el gatillo fácil llegó...

“Ni un pibe menos” y el debate sobre el gatillo fácil llegó a Villa Martelli

El documental del cineasta italiano Antonio Manco se proyectó ayer en medio de una nueva avanzada mediática y política sobre la criminalización de los menores. El film cuenta la historia del sesinato de Kevin, un niño de 9 años baleado en 2013 en medio de una zona liberada por la Policía en Zavaleta. El trailer.

Compartir

La asamblea La Galpona, la cooperativa Ñanderoga y el Foro por la Salud y el Ambiente de Vicente López organizaron ayer la proyección de la película “Ni un pibe menos” en la localidad de Villa Martelli. Estuvo presente el director del film, el cineasta italiano Antonio Manco, y respondió preguntas sobre el documental que cuenta la historia del asesinato de Kevin Molina: un chico de nueve años de Villa Zavaleta que recibió un disparo en la cabeza en septiembre de 2013, cuando dos bandas de narcotraficantes se tiroteaban en una zona liberada por Gendarmería y Prefectura. Aunque “Ni un pibe menos” no se queda solo en el caso de Kevin: profundiza también en la criminalización y reconstruye la lucha de las familias víctimas del gatillo fácil y la violencia institucional que ejercen las fuerzas de seguridad.

 Antes de que la película empezara, el director Manco agradeció a los hombres y las mujeres que estaban presentes e hizo un chiste sobre su acento italiano: “Ustedes estarán preguntándose qué tiene que ver esta forma de hablar español con la película. Es el resultado de tres años de convivencia con la gente de la villa Zavaleta”. Explicó también que su idea principal nació en el Festival de Cine y Derechos Humanos de Nápoles -su ciudad natal- y que lo que él quería originalmente era retratar el trabajo del colectivo La Poderosa en el barrio. “Teníamos pensado estar un mes y medio, hasta que pasó lo de Kevin que nunca lo habíamos imaginado”, comentó.

Debate en Villa Martelli con la presencia del cineasta italiano Antonio Manco.

Cuando terminó la proyección, antes de que todos aplaudieran, hubo un silencio que duró casi un minuto. Después, acomodaron las sillas, banquetas, sillones y formaron una ronda para reflexionar. “Con la película nos planteamos dos objetivos principales”, dijo Manco y abrió el debate. El primero, según él, es el pedido de elevación a juicio de la causa contra el oficial de prefectura Daniel Stofd, que era el encargado de custodiar el pasillo donde mataron a Kevin. “Stofd sigue prestando servicio en Entre Ríos. Y todavía lleva un arma a la cintura”, expresó el cineasta.

 La segunda intención del film es promover una ley para regular el accionar de las fuerzas de seguridad a través del control popular. Después del asesinato de Kevin, los integrantes de La Poderosa instalaron una garita en el barrio para denunciar casos de abuso de autoridad o de violencia institucional. “En pocos días recibieron más de 250 denuncias. Lo que hizo el colectivo de la Garganta me pareció algo revolucionario, legítimo y democrático. Algo a imitar”.

Manco explicó la importancia de la película en el marco de la revisión de los derechos humanos en la actualidad. Mostró preocupación por el beneficio del cómputo 2×1 a represores y también mencionó a la ley que impulsa el Gobierno para bajar la edad de imputabilidad. Y una mujer presente recordó la discusión que plantearon los medios de comunicación hegemónicos la última semana desde el informe que hizo el periodista Jorge Lanata sobre El Polaquito. “La idea es también romper con esa visión estereotipada y criminalizadora que hay del hombre y la mujer que viven en la villa. Siempre se describe al barrio como violento. Así se justifica la violencia, y eso da pie a que se naturalice. Es importante mostrar que no es de esa manera”, dijo Manco.

Y sus palabras coincidieron con la mayoría de las escenas del documental: nenas y nenes que juegan en la plaza, el trabajo de las mujeres del comedor La Gargantita, la unión de las familias en la lucha contra la impunidad. Y sobre todo concordó con una frase que suelta un referente de La Poderosa en Zavaleta a la mitad del documental: “Acá, donde el Estado se hace ausente, una fuerte humanidad se hace presente”.

Mirá el trailer de la película:

Dejar una respuesta