Compartir

“Creemos que a fotografía no es  registrar el afuera tal cual es, sino que en cada fotografía hay una mirada subjetiva, que tiene que ver con una mirada que tenemos muy adentro. Y esa es la propuesta: acercarnos a nuestra mirada interior”, dice Silvina Von Lapcevic, fotógrafa, socióloga, astróloga y coordinadora, junto a Florencia Lo Re, de Taller Delta. Se trata, por caso, de un taller de fotografía que se realiza desde hace dos años en una isla de la segunda sección, donde los participantes comparten, durante todo un fin de semana, una exploración de la propia mirada fotográfica en un contexto natural e inspirador para viajar y dejarse atravesar por el río, las plantas y animales autóctonos, el aire, los olores y las sensaciones.

Este fin de semana se realiza una nueva experiencia Delta, que se repite una vez por mes en La Quinta Corina, una típica casa isleña de los años 30, ubicada en una isla de 28 hectáreas, rodeada de una hermosa arboleda, frutales y flores. “La propuesta es abrir un espacio en el tiempo. Dejarnos atravesar por el aire, el río, los olores y las sensaciones. Un encuentro de dos días en una isla del Delta para compartir, estar, escuchar lo que vemos. Para hacer fotos mirando desde lo profundo”, dicen las coordinadoras, ambas fotógrafas interesadas por las experiencias introspectivas a través de la naturaleza y la fotografía.

“La propuesta es conectar con la propia mirada en un entorno maravilloso. Es una casa que está sola en la isla. Toda la isla es para nosotros. Hay cigüeñas, caranchos, muchos pájaros, un lugar alucinante donde la flora es súper abundante, rica, y con una presencia fuerte del río, con sus aguas súper inspiradoras”, agrega Silvina en diálogo con El Argentino ZN.

Y explica que el taller está organizado en dinámicas grupales, pero también individuales. “Hay instancias de intercambio grupal, pero también de estar solos, para sacar fotos, pero también para estar con uno, para caminar, dibujar, escribir, pensar o no hacer nada. Es estar con uno en medio del movimiento y la quietud del lugar que nos rodea”, dice.

Florencia y Silvina se encargan de coordinar esas exploraciones, pero también de cocinar y acompañar a los participantes, en un encuentro del que también forman parte las proyecciones fotográficas  y reflexión con el eje puesto en el desarrollo de la propia naturaleza de la mirada.

“La idea también tiene que ver con disfrutar. Nosotras nos ocupamos de todo lo que tiene que ver con lo operativo y con las comidas, es como un spa en la naturaleza”, agrega Silvina, y se ríe. “La casita está súper equipada, hay una salamandra que calienta como un sol y la isla tiene un microclima hermoso, así que no hay que preocuparse por el frío”.

Según explica, no hace falta ser fotógrafo o fotógrafa para ser parte de este taller. “Sí hace falta tener una cámara, pero incluso puede ser un celular”, señala Silvina. Y agrega: “Es un taller a través de la fotografía, pero es de conexión con la propia creatividad”.

El próximo taller es este sábado 22 y domingo 23. Se sale a la mañana del sábado y se regresa el domingo por la noche. El arancel es de $2000, incluye hospedaje y honorarios. El próximo taller será a mediados de agosto. Para reservas o más información, visitar tallerdelta.wordpress.com o en Facebook: Taller Delta Fotografía en la Naturaleza.

Mirá la galería de fotos:

 

Dejar una respuesta