Platense: renunció Labruna a una fecha del final del torneo

Platense: renunció Labruna a una fecha del final del torneo

“Es una decisión sumamente personal”, reconoció el entrenador, que se lo comunicó esta mañana a los futbolistas. Juan Amador Sánchez será el técnico el viernes ante la UAI en Villa Lynch, donde el Calamar debe empatar para asegurar su lugar en el reducido.

Compartir

Su llegada generó ilusión. Un hombre con pasado en el club y con los pergaminos suficientes para sacar de una vez por todas a Platense de la B Metropolitana. Las trece fechas invicto apuntalaron el sueño de pelear el campeonato y volver al Nacional B. Pero aquella goleada contra Riestra terminó siendo un golpe mucho más duro que un 4 a 0 en contra: empezó a deshilachar una relación cuyo punto final se precipitó luego del triste empate del sábado como local ante Villa San Carlos. La decisión empezó a tejerse entre la noche del domingo y la mañana del lunes y por la tarde sacudió a todo Saavedra y Vicente López.

“Es una decisión sumamente personal. Agradezco a todo el mundo porque todos saben que agarré al equipo prácticamente en la última posición y pudimos jugar de una manera maravillosa, con muchas expectativas. Hoy Platense se encuentra dentro del reducido” manifestó el entrenador en un video reproducido por el departamento de prensa del club. “No me voy por cobarde, le doy al club y a los jugadores la libertad que aparezca una cara nueva y le pueda dar lo que yo no pude en el último tiempo” agregó Labruna. El entrenador del Calamar en el encuentro trascendental del viernes ante UAI Urquiza, será el actual manager Juan Amador Sánchez. Platense debe al menos empatar para asegurar su lugar en el reducido.

“Hace cuatro meses me querían hacer una estatua en la General Paz y quiero que quede ese recuerdo mío. Nos vamos a seguir viendo porque uno es del barrio. Me voy muy agradecido a la dirigencia y le pido a la gente que siga apoyando por el bien de todos estos jugadores”, agregó Labruna. Tanto su propio cuerpo técnico como dirigentes y algunos jugadores le pidieron que revea su postura, pero el entrenador se mantuvo firme con su renuncia.

Ex jugador del club, Labruna asumió el 1° de noviembre de 2016 y dirigió al Calamar en 25 ocasiones, con un saldo de 11 triunfos, 8 empates y 6 derrotas. Su ciclo puede dividirse claramente en dos etapas. Un comienzo arrollador, en el que estuvo invicto durante 13 partidos y se arrimó a la cima del campeonato, ilusionado con obtener el título de Campeón. A partir de la derrota con Riestra en la fecha 26, el equipo sólo ganó dos de los últimos doce partidos, comprometiendo su posibilidad de ingresar al reducido que entregará el segundo ascenso al Nacional B. A falta de una fecha, el Calamar está ocupando la última plaza del octogonal, y para asegurar su lugar, debe empatar en la última fecha contra la UAI Urquiza en Villa Lynch.

Dejar una respuesta