CFK en Arsenal y una historia de Zona Norte: Lorena, en busca...

CFK en Arsenal y una historia de Zona Norte: Lorena, en busca de su hermano apropiado

Flavia y Lorena Battistiol Colayago llevan una vida buscando a su hermano o hermana, apropiado por los genocidas que desaparecieron a sus padres en la última dictadura. Lorena estuvo entre los convocados por Cristina Fernández de Kirchner para subir al escenario y encarnar mediante historias reales los efectos de los múltiples recortes de derechos de la gestión Cambiemos.

Compartir
Lorena, a la izquierda, con pullover rojo y pañuelo blanco al cuello.

Agustín, Ezequiel, Guadalupe, Susana, Luisa… Más de una decena de hombres y mujeres fueron subiendo al escenario en el estadio de Arsenal –en Sarandí-, convocados por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, para evidenciar historias reales detrás de los recortes de derechos aplicados por el gobierno de Cambiemos. Entre ellos hubo científicos que se quedaron sin beca, estudiantes que perdieron subsidios, desocupados, comerciantes golpeados por el tarifazo, docentes, jubilados sin acceso a medicamentos, productores. Y entre ellos hubo, también, una historia emblemática de Zona Norte.

“Lorena es hija de desaparecidos y, junto a su hermana Flavia, todavía busca a su hermano o hermana”, dijo la ex mandataria. Subió entonces al escenario Lorena Battistiol Colayago, vecina de Vicente López y con una vida entera dedicada a la militancia por los derechos humanos y a la búsqueda de su hermano/a apropiado durante la última dictadura cívico-militar. Su caso representó el feroz recorte a las áreas de Memoria, Verdad y Justicia implementado por el Gobierno. “2×1, por dios”, expresó Fernández de Kirchner tras invitar al escenario a Lorena, en referencia al escandaloso fallo de la Corte Suprema que habilitó el beneficio de la reducción de penas para genocidas.

La lucha de las hermanas Battistiol Colayago fue difundida en más de una oportunidad desde El Argentino ZN. Aquí, la historia de una búsqueda que sigue:

Foto: Guillermo Pardo

Cuando los represores sacudieron la puerta a los golpes y entraron a su casa de Boulogne, Flavia Battistiol Colayago tenía tres años y medio. Pero todavía se acuerda: “De eso no te olvidás más”. Lorena Battistiol Colayago tenía poco más de un año. Ninguna de las dos tiene grabada la imagen de su mamá, Juana Matilde Colayago, con su panza de seis meses y medio de embarazo. Pero quedan las fotos, los estudios médicos y los testimonios sobre ese bebé que estaba por nacer y que sus hermanas, Flavia y Lorena, llevan una vida buscando.

Sus padres, Juana Matilde Colayago y Egidio Battistiol, fueron secuestrados en su casa de Boulogne, en San Isidro, el 31 de agosto de 1977. Los trasladaron al centro clandestino que funcionó en Campo de Mayo. También se llevaron a Flavia y Lorena, pero después de varias idas y vueltas los militares las dejaron en la casa de una vecina, algo reticente a recibirlas. Allí las buscaron sus abuelos maternos, con quienes crecieron. De su mamá y su papá no volvieron a tener noticias. Tampoco de su hermano o hermana, nacido en cautiverio entre noviembre y diciembre de 1977.

“Los nacimientos en Campo de Mayo eran programados. Mercedes Benz les había donado una incubadora y a los siete u ocho meses de gestación ya nacían los bebés. Ningún lugar del país tenía incubadora, pero el centro clandestino sí. Si bien no tenemos un testimonio del nacimiento, creemos que nació porque tenían todo preparado para que naciera”, destacó Flavia, actualmente a cargo del área de Derechos Humanos de la Municipalidad de Escobar.

“El Tano” Egidio y “La Tucu” Juana, los padres de Flavia y Lorena, se conocieron en una fábrica. Cuando se enamoraron y se casaron, ella se mudó a la casa de él en Zona Norte. Egidio era obrero ferroviario y delegado en la Línea Mitre. Además, militaba en Montoneros. Su compañera era ama de casa. Sus casos forman parte de la larga lista que espera el juicio en la megacausa de Campo de Mayo. La causa que incluye a su familia reúne a ocho trabajadores ferroviarios desaparecidos.

La búsqueda del menor de los Battistiol Colayago la impulsan también desde el blog tushermanastebuscan.blogspot.com.ar.

1 COMENTARIO

  1. Dejen de darle manija a esta delincuente, mintió a los Argentinos durante 12 años y sigue viviendo en su burbuja… al Moyano directo

Dejar una respuesta