Otra avanzada privatizadora en Vicente López: alambraron el último pulmón verde de...

Otra avanzada privatizadora en Vicente López: alambraron el último pulmón verde de la Costa

El Yrigoyen es un predio de 9 hectáreas con flora y fauna autóctona que numerosas organizaciones de vecinos vienen protegiendo desde hace más de dos años. El domingo iban a inaugurar el acceso a la reserva, pero lo encontraron completamente cercado. Los negociados inmobiliarios sobre tierras públicas del distrito, frente a la complicidad del Municipio.

Compartir
Así apareció cerrado el Yirigoyen, un espacio público que vecinos y vecinas cuidan como una reserva.

Los y las jóvenes del colectivo Todxs por el Yrigoyen anunciaron a principios de este mes por las redes sociales que iban a hacer la inauguración de la entrada al predio que cuidan hace más de dos años. Prepararon un cartel hecho con pilares de madera y chapa para señalizar el área y organizaron un festival para invitar a los vecinos de Vicente López a participar. Todo estaba anunciado para el mediodía del domingo 11 de junio. Pero cuando llegaron unas horas antes para terminar algunas actividades que tenían pendientes, literalmente se chocaron con un problema: el acceso a la reserva -en Yrigoyen y el vial costero– estaba cerrado por un alambrado. Después de unos minutos, también se acercaron dos patrulleros y cuatro motos de la fuerza de seguridad municipal. Pero a pesar de esto, los integrantes de Todxs… decidieron seguir adelante con lo que habían planeado: más de 200 personas pasaron por el lugar a conocer y a leer el letrero que le dio un nuevo nombre al lugar: “Área Natural Yrigoyen”.

Esa es la resistencia de los propios vecinos y vecinas que buscan proteger el un terreno público de 9 hectáreas, el último pulmón verde de la Costa. Las orillas del río en el distrito están, por caso, cada vez más asfixiadas por el avance de negociados inmobiliarios sobre terrenos públicos, con la connivencia del Municipio, donde ya se construyeron numerosas torres y ya se anunció la instalación de un mega shopping.

Las orillas del río en el distrito están cada vez más asfixiadas por el avance de negociados inmobiliarios sobre terrenos públicos.

“Hasta el sábado a la tardecita la entrada estaba libre, sin alambrar. Entonces hace pensar que fueron como clandestinamente a hacerlo a la madrugada”, comentó Alejandro Benatar, integrante de Todxs… y de la asamblea Unidos por el Río, a El Argentino ZN. Según los policías, el vallado fue construido por orden de la Municipalidad, aunque los terrenos del predio de nueve hectáreas no le pertenezcan: la última información que se tiene es son de dependencia nacional porque corresponden a la Administración General de Puertos (AGP). Sin embargo, desde hace meses se corre el rumor de que la Nación, gobernada por el primo del intendente Jorge Macri, habría cedido esas tierras al Municipio.

Para aclarar la situación del terreno, a principios de abril el colectivo Todxs… junto a la concejala Meneca Djedjeian presentaron un pedido de informes al Concejo Deliberante de Vicente López. Pero ese proyecto fue girado a la comisión de Zona Costera y todavía no fue tratado. “Sin saber quienes son los dueños de la tierra no podemos hacer nada”, explicó Djedjeian en diálogo con El Argentino ZN. Y tampoco hay una respuesta de Carlos Granovsky, director de Espacios Ribereños del partido y responsable en la temática, con quien los jóvenes habían mantenido una reunión y les había dicho que él no podía comprometerse a “evitar un desmonte” en el lugar.

El festival comenzó con una radio abierta, en la que se transmitió el programa Manicomio de FM La Tribu. “Bienvenidos a la Reserva Natural Yrigoyen”, empezó el conductor. Los que estaban presentes aplaudieron y las personas que paseaban o entrenaban por el vial se acercaron. Durante la tarde, plantaron árboles nativos, hicieron clases de acroyoga y hubo malabarismo y música. También, pusieron un cartel con la insignia “Prohibido cazar” y pintaron murales con dibujos. En una pared de una construcción antigua y abandonada, realizaron un mapa del predio. “La cantidad de gente que vino y las ganas nos puso más pilas a nosotros para creer que la reserva es muy posible”, dijo Benatar.

El cartel hecho por vecinos y vecinas que cuidan desde hace dos años el predio con fauna y flora autóctona.

El predio limita lateralmente con el Círculo Naval. También linda con el Club Obras Públicas, que rellenó con sedimentos hasta que un fallo de 2008 del Juzgado de Primera Instancia en lo Contencioso Administrativo N° 1 de San Isidro condenó a la institución a detenerse. Desde ese momento, la tierra se abandonó y la naturaleza autóctona del lugar se recuperó. En 2015, el colectivo Todxs empezó a cuidar el área con trabajo voluntario. El temor por el futuro del Yrigoyen apareció en febrero pasado cuando los vecinos y las vecinas fueron abordados por un despliegue policial mientras realizaban una asamblea. Siete camionetas de la patrulla municipal, cuatro motos y casi 40 agentes, entre ellos de Gendarmería, llegaron para advertirles que no podían estar en el lugar porque, según ellos, la propiedad había sido traspasada de Nación al Municipio y la iban a cerrar definitivamente. El traspaso nunca fue confirmado. Además, los y las integrantes de Todxs… también tuvieron que frenar descargas de tierra de obras sobre el terreno: una fue en enero y otra el mes pasado, cuando pararon a camiones que dejaban materiales en el curso de agua que limita con el terreno. Los y las jóvenes advierten que un proyecto de obra en ese lugar puede hacer peligrar la ribera y, por lo tanto, la flora y fauna del Yrigoyen.

Después del domingo, los vecinos y las vecinas que cuidan el lugar hicieron un petitorio en Change.org destinado a la gobernadora de Buenos Aires María Eugenia Vidal y el intendente de Vicente López Jorge Macri. “Creación de la Reserva Natural Yrigoyen. Queremos que sea gestionada por los vecinos y que no sea carne de negociados inmobiliarios. Pedimos a las autoridades que garanticen la preservación del pastizal y bosques nativos, impidiendo desmontes, relleno con escombros, incendio y cualquier tipo de acto que pudiere afectar negativamente la biodiversidad del lugar”, detallaron en la solicitud. Sólo en el primer día, obtuvieron más de 300 firmas y algunos comentarios de apoyo: “¡Porque es nuestro, porque es uno de los pocos pulmones de la costa norte, porque el río no se vende!”. Ayer, una pareja y un hombre que leyeron sobre el Yrigoyen por las redes fueron a visitarlo. Pero nunca pudieron pasar. Se tuvieron que contentar con ver el verde y el camino principal del predio a través de las rejas del alambrado.

Para firmar el petitorio, aquí: https://www.change.org/p/gdora-mar%C3%ADa-eugenia-vidal-creaci%C3%B3n-de-la-reserva-natural-yrigoyen?recruiter=46927967&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition

Dejar una respuesta