Justicia por Luna

Justicia por Luna

Familiares y amigos de la joven de 19 años que desapareció el viernes en Benavídez y fue encontrada muerta reclaman que Luna Marianella Ortiz no sea “una más”. Exigen justicia y “que se termine la impunidad”. “Están matando a nuestras hijas e hijos”, advirtieron.

Compartir
Luna tenía 19 años.

“Con el dolor más profundo del mundo, los familiares y amigos de Luna Marianella Ortiz informamos por este medio a toda la sociedad que después de 24 horas de incertidumbre y confusión, siendo burlados por todas las instituciones involucradas en este hecho, recién a las 17 horas del día lunes 5 de junio los padres de Luna pudieron reconocer el cuerpo de su hija, extraoficialmente, en una cochería privada, por fuera de los procedimientos legales correspondientes”. Así comienza el último comunicado de familiares y amigos de la joven de 19 años que desapareció el viernes en Benavídez y fue hallada muerta el sábado, aunque la Policía y la Justicia impidieron a sus padres ver el cuerpo hasta el lunes.

Luna fue velada desde anoche y hoy se lleva a cabo el entierro en el cementerio de Benavídez, partido de Tigre. “¡Exigimos Justicia! Alertamos y llamamos a toda la sociedad a tomar conciencia. Están matando a nuestras hijas e hijos. Ayer Araceli (Fulles), hoy Luna, entre otros tantos casos que no salen en los medios de comunicación”, advirtieron sus seres queridos. Y agregaron: “Creemos que Luna no puede ser una más, por eso exigimos justicia y que se termine la impunidad”.

Según la versión policial, Luna murió por sobredosis. Desde un primer momento hubo un detenido, pero sólo por “abandono de persona seguido de muerte”. En su declaración, el hombre dijo que llevó a la joven por varias casas, a voluntad de ella, porque quería cambiar sexo por drogas. Sin embargo, las propias cámaras de seguridad a las que accedió la Justicia muestran que Luna era llevada a la rastra, desvanecida: en ese estado, no parecía ser capaz de manifestar su voluntad.

A las dudas en torno a qué pasó se sumaron los maltratos que sufrieron los padres de la joven por parte de funcionarios policiales y judiciales, quienes desde el sábado hasta el lunes no les permitieron ver el cuerpo para confirmar si la joven fallecida era o no su hija.

Dejar una respuesta