El tercer #NiUnaMenos copa la calle (y las que faltan en Zona...

El tercer #NiUnaMenos copa la calle (y las que faltan en Zona Norte son cada vez más)

Araceli, Ailén, Marcela, Elizabeth y Nicol son sólo algunas de las “nuevas” víctimas de femicidio en la región norte del conurbano, entre el grito de Ni Una Menos del año pasado y el que sale a las calles hoy. Contra la violencia machista y porque el Estado es responsable, la marea feminista vuelve a manifestarse.

Compartir

Este relevamiento comenzó a construirse en 2015, días antes de la primera movilización por Ni Una Menos. Ante la falta de información oficial y sistematizada, se fue armando pieza a pieza, con los datos de femicidios publicados en medios nacionales y locales, y del informe del Observatorio de femicidios “Adriana Marisel Zambrano”, coordinado por La Asociación Civil La Casa del Encuentro. Pese a la metodología precaria, el resultado fue desolador: una larga lista de nombres, en cada uno de los distritos de la región norte del conurbano. Nombres con rostros e historias que obligaban a salir a la calle aquel 3 de junio de 2015.

Un año después, el panorama se repitió. Los distritos relevados fueron más: a San Isidro, San Fernando, Tigre y Vicente López se sumaron San Martín, Pilar, Malvinas Argentinas y Escobar. En todos los casos, el reclamo generalizado contra la violencia machista se tradujo en reclamos de justicia por casos concretos. Adolescentes y adultas, de clases baja, media o alta. Asesinadas en su casa o fuera de ella. En la lista las hay todas.

Este año, El Argentino ZN repitió el procedimiento. Con la misma metodología, que de seguro arroja datos incompletos. Así y todo, se suman nombres a la larga lista de femicidios. Araceli, Ailén, Marcela, Elizabeth y Nicol son sólo algunas de las “nuevas” víctimas de femicidio en la región norte del conurbano, entre el grito de Ni Una Menos del año pasado y el que sale a las calles hoy.

Según el reciente informe de la Corte Suprema, durante 2016 en Argentina 254 mujeres, cinco de ellas trans, fueron asesinadas sólo por ser mujeres. En el 75 por ciento de los casos los victimarios fueron varones a quienes conocían: parejas, ex parejas, familiares. Por esos femicidios, al menos 244 niñas y niños quedaron sin madre. Y la jurisdicción que registró más casos el año pasado fue la provincia de Buenos Aires, con 90 femicidios.

Decíamos de cara al primer Ni Una Menos que convertir los números en nombres, caras e historias resulta demoledor. Y lo sigue siendo.

SAN MARTÍN

Araceli Fulles. Tenía 22 años. Desapareció el 1º de abril de este año. Se la (mal)buscó durante 27 días. Su cuerpo fue hallado enterrado en la casa de Daniel Badaracco, en el mismo distrito de San Martín. El hombre sería luego detenido gracias a la intervención de una mujer embarazada que dio aviso a un grupo de gendarmes, quienes no le creían. Ante la inacción/complicidad policial (tres agentes fueron removidos por su vínculo con los sospechosos y su accionar durante la investigación), la familia, el barrio y la militancia salieron a la calle para buscar y denunciar. El femicidio de Araceli reflotó debates sobre el rol de los medios, la estigmatización de las chicas que osan querer salir a divertirse de noche, la desigualdad en el tratamiento de uno y otro caso según las características de las víctimas.

Marcela Karina Bova. Tenía 43 años y dos hijos. El 19 de marzo último a la madrugada fue atacada a golpes en la cabeza por José Mauricio Gómez, en su casa de Villa Ballester, por negarse a tener relaciones sexuales. No era la primera vez que era violentada. Pero recién entonces Gómez fue detenido. Tras 10 días de permanecer internada en terapia intensiva, murió.

Verónica Di Bernardi. En julio de 2015, la adolescente de 17 años fue atacada a puñaladas y, antes de morir, llegó a decirle a la Policía que el agresor fue su novio, con quien mantuvo una pelea cuando quiso dejarlo. El femicida,  Matías Nahuel Castillo, tenía entonces 19 años.

Bárbara Carolina Toledo. Tenía 20 años, estaba embarazada de cuatro meses y tenía una hija de un año y medio. Fue asesinada en marzo de 2015 en una vivienda de Villa Maipú. Su pareja la golpeó y estranguló hasta asfixiarla. El joven, Lucas Liveratori, fue condenado a prisión perpetua en abril de este año, por “homicidio agravado por el vínculo y por violencia de género”. En un primer intento por defenderse, había asegurado que su mujer había tenido un accidente doméstico.

Melina RomeroMelina Romero. El caso se convirtió en uno de los emblemas de la lucha contra los femicidios y contra la estigmatización mediática. La adolescente, de 17 años, fue vista por última vez el 24 de agosto de 2014, cuando salió del boliche Chankanab. Un mes después fue hallada asesinada a orillas del arroyo Morón, en José León Suárez. Su caso está al borde de quedar impune, tras una investigación judicial plagada de irregularidades.

Silvana Eiriz (49) y su hija Valeria Gioffre (20). Un doble femicidio, en noviembre de 2013. El asesino, ex pareja de la mayor de las mujeres, encerró y mató de un balazo a la joven, luego de ahorcar a Silvana. El detenido, Pablo “Chicho” Peralta, admitió en una carta que la mató por celos y que planeaba suicidarse.

Evelyn, 14 años. La reconstrucción de su asesinato indica que salió de la casa de su madre, en Villa Zavaleta, para ir a la casa de su padre en San Marín, en junio de 2011. Fue hallada muerta a pocas cuadras y como principal sospechoso fue demorado su novio.

Roxana Beatriz PachecoRoxana Beatriz Pacheco. En febrero de 2011, en Villa Concepción, la golpearon y degollaron. Fue en un auto, en presencia de su hijo de cuatro años. El culpable sería su ex pareja y padre del niño, Víctor Hugo Andrada, quien tras el ataque escapó dejando al niño encerrado en el auto junto al cadáver de su madre. La mujer, de 31 años, tenía otros dos hijos. El hombre fue detenido.

María Rosa Kosiuk, 31 años. Fue asesinada a balazos, en su casa de José León Suárez, en febrero de 2011. El femicida sería su ex pareja, Fernando Darío Cáceres, quien luego se suicidó.

Alejandra Erlech. Por el femicidio quedó detenido su ex marido acusado de “homicidio agravado por el vínculo”. La pareja estaba separada desde hacía tiempo, pero el hombre continuaba durmiendo en la casa de Villa Ballester. La víctima tenía 43 años. Fue en mayo de 2010.

ESCOBAR

Paula CufréPaula Cufré. La anciana de 88 años sufrió un intento de violación en febrero de 2016 en una calle de Ingeniero Maschwitz. Pasó dos meses internada y finalmente falleció, no logró recuperarse física ni anímicamente. El caso sigue impune. Hubo varias marchas en Escobar para reclamar justicia.

Alicia TomasAlicia Tomas. Docente, 48 años y dos hijos. En diciembre de 2015 fue atacada a puñaladas por su ex pareja, a quien ya había denunciado. Tenía un botón antipánico y llegó a activarlo, pero no pudo evitar la agresión. La mujer agonizó un día y falleció. El hombre fue detenido a las pocas horas.

Pamela BiosaPamela Biosa. En junio de 2014, fue encontrada muerta en un descampado de Loma Verde. Estaba ferozmente golpeada. Junto a ella estaba su bebé de siete meses, sobreviviente. La joven tenía 21 años, vivía en el barrio Stone y trabajaba como empleada doméstica en la localidad de Los Cardales. Por el caso fue detenido un vigilador que había tenido una relación con la víctima.

MALVINAS ARGENTINAS

Ailén Isolina Mendoza fue encontrada asesinada a golpes en enero de este año en unos pastizales lindantes al Parque Industrial de Tortuguitas. Tenía 19 años y vivía en Manuel Alberti. A simple vista, no mostraba heridas de arma blanca ni de bala ni otro signo de violencia, pero al realizarse la autopsia se estableció que la joven había muerto a causa de múltiples golpes en la cabeza. Entre los tres sospechosos se encuentra su ex pareja.

Lucía Celeste MacielLucía Celeste Maciel. En marzo de 2016, fue atacada de 27 puñaladas dentro de un auto estacionado frente al Hospital Materno Infantil, donde se desempeñaba como guardia de seguridad. La joven tenía 26 años y su amante, Fernando Verón, de 42, fue detenido.


Carla VallejosCarla Vallejos.
Falleció el 29 de enero de 2016, tras más de una semana de agonía por las quemaduras en su cuerpo. Tenía 31 años y dos hijos pequeños. Su pareja, Roberto Encinas, argumentó que la mujer trató de suicidarse. La familia de ella lo denunció a él como responsable del femicidio.

Natalia BernalNatalia Bernal. Fue asesinada de dos balazos en su casa de Pablo Nogués, en abril de 2011. Carlos Daniel Arriera Monges, de quien se había separado diez días antes, fue condenado a prisión perpetua por el crimen. La mujer ya lo había denunciado en la Comisaría de la Mujer de Malvinas.

Josefa Nadal. Tenía 67 años, padecía diabetes y había quedado ciega. En mayo de 2011, según la reconstrucción del caso, su marido la roció con alcohol y la prendió fuego. Luego, se suicidó. Fue en Los Polvorines.

PILAR

Haydeé Lilian Castro. El caso recordó al femicidio de María Marta García Belsunce. La mujer, que supuestamente había fallecido por muerte natural, estaba siendo velada en abril del año pasado cuando su familia advirtió que tenía un balazo en el pecho. Había sido hallada muerta por su ex marido y en la casa, en barrio Lagomarsino, no faltaba nada.

Debora Natali DíazDébora Natalí Díaz. Tenía 28 años y tres hijos, que presenciaron el asesinato de su mamá a puñaladas, en febrero de 2016. El femicida era ex pareja de la víctima y padre del menor de los niños. Tenía una orden de restricción desde diciembre del año pasado. Ocurrió en febrero de este año en una vivienda de Villa Astolfi. Brian Ezequiel Montenegro está detenido.

Claudia SchaeferClaudia Schaefer. Fue asesinada a cuchillazos por su ex marido en el country Martindale, el 21 de agosto de 2015. La mujer había ido allí a retirar sus pertenencias, en el marco de un conflictivo proceso de separación. Los abogados de ambos estaban presentes. La pareja tenía tres hijos. Tras el crimen se supo que existían denuncias previas de Schaefer por violencia de género. El femicida, Fernando Farré, está detenido y por estos días enfrenta un juicio por jurados.

María Belén MoránMaría Belén Morán. Había denunciado varias veces a su ex pareja por violencia de género. En julio de 2015, Alberto Moreno la asesinó de al menos doce puñaladas. La joven tenía 23 años, era mamá de un nene y vivía en la localidad de Manzanares. “Prepará tres cajones”, le había dicho el femicida a la madre de la víctima. Fue detenido.

Milagros Melina Benítez. Era una beba. Tenía un año y once meses. Llegó muerta al hospital de Derqui, en junio del año pasado, por un “shock hipovolémico por traumatismos en la zona troncoabdominal”. Por el asesinato a golpes fue detenido su padrastro, quien luego se suicidó en la celda. La madre de la niña también fue arrestada.

Flavia Jaime. Vivía con su novio en San Alejo. Ambos trabajaban como vigiladores privados y, según relatos de allegados, las peleas eran frecuentes. En mayo de 2015, Sergio Alves Da Silva asesinó a Flavia y se suicidó, ahorcándose con una sábana.

Romina Carrizo. Vivía en la localidad de Manzanares. En noviembre de 2014, un vecino denunció que llevaba días sin verla. La Policía allanó la casa y la encontró enterrada. Había sido asesinada a puñaladas. Romina tenía 55 años y era trans. El principal sospechoso era el joven con quien convivía.

Carolina GiardinoCarolina Giardino. En agosto de 2014, su ex la asesinó de dos cuchillazos. Habían discutido porque él amenazaba con llevarse al hijo de ambos, un nene de siete años con síndrome de Down. El femicida dejó a la mujer herida de muerte en su casa y se llevó al niño, al que dejó luego en la casa de un familiar. Días después, el atacante apareció ahogado, presuntamente por suicidio.

Carla MilensCarla Milens. Tenía 19 años y fue asesinada a golpes en junio de 2011. Su cuerpo fue encontrado en una casa abandonada, incinerado. Los golpes se habrían producido con un pedazo de mampostería del mismo lugar donde la asesinaron, presuntamente al resistirse a ser violada.

Yanina LoveraYanina Lovera, 20 años. Vivía en Almirante Irízar. En mayo de 2011, su cuerpo asesinado a golpes fue hallado a tres días de su desaparición, en unos pastizales. Habría sido atacada con una piedra. En un primer momento fue detenido el novio, junto a otros dos hombres, pero fueron liberados.

Mayra Gómez, 19 años. Fue apuñalada y arrojada desde un vehículo en una zona de quintas, en Manzanares, en febrero de 2011. Estaba embarazada de pocos meses y tenía un hijo de dos años. Su ex pareja fue detenida como sospechosa.

María Esther Salomoni. Tenía 77 años y fue asesinada en enero de 2011 en Manuel Alberti. La atacaron a golpes y puntazos. El cuerpo fue encontrado por su hija y la entrada de la casa no había sido forzada, por lo que se sospechaba de un hombre que frecuentaba la vivienda.

SAN FERNANDO

Silvia PrigentSilvia Prigent. Era docente, tenía un hijo y vivía en San Fernando. Desapareció el 29 de diciembre de 2011 y su cuerpo fue encontrado diez días más tarde en un basural de Tigre. Por el crimen fueron condenados a cadena perpetua su entonces esposo, Daniel Sfeir, y un ex empleado suyo, Jorge Bini.

Antonia Teresa Medina y Vanesa Gómez. Eran madre e hija. Antonia tenía 70 años y Vanesa, 32. Fueron violadas, golpeadas y asesinadas en su casa en diciembre de 2011. Por el crimen fue condenado a prisión perpetua el albañil Rubén Darío Domínguez.

Daniela Moroño. En enero de 2010, fue hallada muerta junto a su pareja en una camioneta que -según los peritajes- se incendió por una explosión ocurrida en el interior del vehículo. La madre de la joven declaró  que su hija era “amenazada de muerte” por su anterior pareja y que no se trató de un accidente. La joven tenía 18 años.

SAN ISIDRO

Nicol, 16 años. Fue asesinada a balazos por su novio, de 18 años, quien luego se mató. La pareja tenía un bebé de un mes, que en el momento del hecho estaba con la abuela materna. El femicidio ocurrió en junio de 2016 en Beccar.

Érica SorianoÉrica Soriano. Está desaparecida desde el 21 de agosto de 2010. Ese día debía ir desde la casa de su novio en Lanús hasta la de su mamá en Villa Adelina. Nunca llegó. Érica tenía 30 años y estaba embarazada. En la casa de su entonces pareja, Daniel Lagostena, aparecieron sus documentos y llaves: la principal hipótesis es que nunca salió de esa vivienda. Lagostena es el único imputado y fue detenido el mes pasado. El cuerpo de Érica jamás apareció.

Ana María Negretti. Tenía 55 años, trabajaba en un bar y vivía en Boulogne. A mediados de 2010, su cuerpo fue encontrado en el baúl de su auto. Su ex marido fue detenido como principal sospechoso. Los medios no hablaban de femicidio sino de “crimen pasional”.

María Clotilde Dourián. Su cadáver fue encontrado en el baúl de un auto estacionado dentro de su propia casa, en Villa Adelina, en mayo de 2013. Por el femicidio fue detenido su marido, Carlos Romualdo Altamiranda. Una nieta de la pareja, de cuatro años, presenció el crimen y su palabra fue clave para desentrañarlo: “Mamá, el abuelo mató a la abuela”.

TIGRE

Elizabeth Alves de Olivera. En enero pasado, fue asesinada a puñaladas por su marido, en su vivienda de Benavídez. El hombre la dejó tendida en la cama y se escapó en bicicleta. Fue su hijo de 19 años quien, tras escuchar los gritos de su madre, llamó a la Policía. Poco después, el femicida fue detenido en Garín, Escobar. La mujer tenía 53 años y había denunciado varias veces a su pareja. Incluso, horas antes del femicidio la policía había acudido a su pedido de auxilio, pero quien abrió la puerta fue Juan Daniel Herrera. Los uniformados creyeron la versión del femicida y se fueron. Pocos casos muestran más claramente la responsabilidad del Estado y el carácter prevenible de los femicidios, si las políticas públicas para evitarlos funcionaran.

Tamara Micaela LópezTamara Micaela López. Después de diez días desaparecida, fue hallada golpeada y semienterrada en un terreno de Las Tunas, en enero de 2015. Tenía 21 años. El crimen no fue esclarecido y marcó un punto de inflexión en Tigre, donde organizaciones sociales y familiares de víctimas comenzaron a alzar la voz contra los femicidios y la impunidad.

Nancy FernándezMicaela Fernández Nancy y Micaela Fernández. Eran madre e hija y pertenecían a la comunidad qom de Las Tunas. El cuerpo de Micaela, de 14 años, fue encontrado en la casa de su supuesta pareja, Dante “Pato” Cenizo, en febrero de 2013. Pero la causa fue archivada como suicidio. Su mamá, Nancy, fue agredida cuando fue a denunciar a la Comisaría Sexta, sospechada de proteger a Cenizo. Nancy apareció muerta en su propia casa y presuntamente abusada en mayo de 2014.

Milagros. Era una niña de siete años. Fue víctima de un femicidio vinculado, como se conoce a los crímenes de personas del entorno de la mujer a la que el femicida pretende herir. La nena fue asesinada a puñaladas en septiembre de 2014 en su casa de Los Troncos. Por el hecho fue detenido Matías Jerez, ex pareja de la madre de la pequeña. El hombre pretendía retomar la relación y la violencia asesina fue su respuesta al “no” de la mujer.

Marisol, María Florencia Martínez y Nilda Ludovica HamMarisol, María Florencia Martínez y Nilda Ludovica Ham. Eran la hija (de seis años), la hermana (de 15) y la abuela (de 76) de Romina Martínez, pareja de Juan Carlos Cardozo, quien fue condenado a reclusión perpetua por el triple crimen, cometido en agosto de 2012 en Benavídez.

Solange AguirreSolange Aguirre. Fue decapitada y enterrada en septiembre de 2012. Tenía 22 años, vivía en Benavídez y era mamá de dos criaturas, una de ellas hija de Alejandro Reynoso, quien fue condenado a prisión perpetua por “homicidio calificado por ensañamiento y alevosía”.

Elena Rita Leiva, 58 años. Fue degollada en su vivienda de Rincón de Milberg, en enero de 2011. Por el crimen detuvieron a su pareja y los vecinos declararon que ya lo había denunciado por violencia.

Sabrina Cennamo. Fue asesinada y calcinada en 2010 en Talar de Pacheco. Su cuerpo y el de sus dos pequeños hijos fueron encontrados en el fondo de la vivienda de Carlos Martín Torres, ex pareja de la mujer.

VICENTE LÓPEZ

Mabel Rosa Valerga. Era abogada y trabajaba en un estudio jurídico de Olivos. En diciembre de 2014, fue asesinada a puñaladas por su esposo, Raúl Tomás Herrera, en la casa que compartían en Carapachay. Tras cometer el crimen, el hombre se ahorcó.

Verónica Celeste Fernández. Su cuerpo fue encontrado en una bolsa de nylon en un arroyo que bordea el corredor vial de Vicente López, en noviembre de 2012. Demoró dos meses en ser identificado. Verónica tenía 32 años y era prostituta. La autopsia reveló que fue abusada y asesinada de un golpe. El principal sospechoso es Walter Vinader, un ex prefecto que está siendo juzgado por el asesinato de Araceli Ramos y la desaparición de Aída Amoroso en Caseros. Sin embargo, no fue imputado por el crimen de Verónica.

Gladys Virginia Cerdán, 47 años. En octubre de 2011, fue asesinada a balazos en Villa Martelli. Su pareja, Rubén Garay, se suicidó tras cometer el crimen. Los cuerpos fueron encontrados en un auto.

María Soledad CarlinoMaría Soledad Carlino. Tenía 23 años y desde hacía cuatro trabajaba en el shopping Norcenter cuando fue asesinada, en febrero de 2011. Su cuerpo apareció debajo de la cama de Javier Otero, quien se suicidó en prisión cuando estaba por ser condenado por abuso sexual y homicidio. Ya había sido acusado ante la Justicia por lesiones y violación a otra mujer, pero la causa por abuso había sido desestimada.

Dejar una respuesta