Compartir

A casi un mes del abuso de una estudiante de la Universidad de General Sarmiento (UNGS), atacada por cuatro militares de Campo de Mayo, organizaciones de mujeres, políticas y sindicales marcharon anoche hasta la sede militar, en reclamo de Justicia y pidiendo la detención y la exoneración de la Fuerza a los abusadores.

“Justicia por Laura y por todas. ¡Basta de impunidad”, gritaba la bandera con la que se inició la marcha desde la Universidad, ubicada en Malvinas Argentinas, hasta Campo de Mayo.

“Es una marcha en el marco del Ni una menos, porque los cuatro están libres desde el día uno. No es casualidad que esto me ocurrió el mismo día del fallo que benefició con el 2×1 a los militares. La justicia es muy lenta, sobre todo para las mujeres, los pobres y los trabajadores”, señaló a El Argentino ZN Laura Lescano, la alumna que el 3 de mayo pasado, pasadas las 20, fue atacada por los cuatro acusados a apenas cinco cuadras de la UNGS.

La estudiante, quien además es docente, militante de Rojas y el Nuevo MAS y delegada de Suteba Tigre en la Escuela Secundaria Nº 15 de General Pacheco, salía de rendir un examen del Profesorado de Lengua y Literatura y fue interceptada en el cruce de Ruta 8 y Gutiérrez, circuito que cotidianamente hacen las y los estudiantes, dado que los colectivos de la universidad dejaron de realizar este recorrido.

Laura fue atacada por uno de los cuatro militares, identificado como cabo Víctor Caucota, mientras otros tres soldados, Franco Garzón, Lucas Pace y Alfredo Mamani, arengaban al atacante. Fue un patrullero que pasaba por ahí el frenó el ataque. Los cuatro militares, que estaban de civil y alcoholizados –según contó Laura a El Argentino ZN—, fueron llevados a la Comisaría N° 2 de Los Polvorines, partido de Malvinas Argentinas.

“Estuvieron demorados el mismo tiempo que tardó mi declaración testimonial. Un teniente coronel de Campo de Mayo fue a sacarlos de ahí, de manera impune, sin  haber notificado a ninguna Fiscalía ni nada. No es casual, era la noche del 2×1”, agregó Laura.

La marcha arrancó desde la UNGS cerca de las 19 de ayer, en la que participaron las organizaciones Las Rojas, Nuevo Más, Suteba Tigre y el Frente de Mujeres de la Universidad, que previamente hicieron pintadas y carteles para acompañar la movilización y que también serán llevadas este 3 de junio, en la marcha Ni Una Menos que se realiza por tercer año consecutivo.

El reclamo fuerte de la movilización es cárcel efectiva y la exoneración de la Fuerza de los cuatro denunciados. Hasta ahora, la Justicia militar sólo inició la exoneración de Caucota y le dio 15 días de arresto para los cuatro adentro de Campo de Mayo. “Mientras tanto, la UFI 14 de San Martín sigue actuando muy lento. Todavía hay dos de los cuatro que no declararon”, señaló Laura.

“Todavía estamos esperando la promesa del ministro de Educación Esteban Bullrich, que dijo que iba a enviar a la Universidad los recursos necesarios para acompañar mi caso y de todas las compañeras, para que esto no vuelva a suceder. Por ejemplo, necesitamos la extensión de los micros que unen la Universidad con la estación de Lemos hacia otros puntos neurálgicos, para evitar que tengamos que caminar varias cuadras solas para volvernos a nuestras casas”, agregó.

Dejar una respuesta