Tigre: la madre que agredió a una maestra no podrá acercarse a...

Tigre: la madre que agredió a una maestra no podrá acercarse a la escuela

La Justicia de paz del distrito aplicó una restricción perimetral: es el primer caso donde este tipo de acciones se canalizan mediante la nueva ley 14.898, que pena los ataques a docentes. A partir de ahora, la mujer no podrá acercarse a menos de 150 metros y deberá enviar a otro adulto a retirar a su hijo.

Compartir

La Justicia aplicó una restricción perimetral a la madre de un alumno que golpeó y amenazó a una docente en Tigre. Se trata de una medida nunca antes utilizada en un caso de estas características, y le prohibió a la mujer acercarse a 150 metros de la escuela donde estudia su hijo y dicta clases la maestra.

La Justicia de paz de Tigre ordenó además a la agresora abstenerse de realizar amenazas, intimidaciones o persecuciones, bajo advertencia del inicio de un acción legal ante la Justicia penal por “desobediencia”. Tras amenazar y dar un golpe a la docente de su hijo, y luego de que el video que registró la agresión se viralizara, la mujer pasó más de diez horas demorada en la comisaría V de Tigre, seccional El Talar.

Así, de ahora en más, la madre tiene prohibido ir a buscar a su hijo a la escuela. El menor deberá ser retirado por otros adultos, según ordenó la Justicia. En tanto, la Dirección General de Escuelas informó que es el primer caso donde estas acciones se canalizan mediante la nueva ley 14.898, que modificó el Código de Faltas provincial y prevé una pena de hasta 60 días de arresto para los casos de agresión en las aulas. Haciendo referencia a esta ley, el Municipio salió rápidamente a pedir la detención de la agresora, algo que fue repudiado desde los propios gremios docentes, que cuestionaron que el punitivismo “no es la solución a los problemas de fondo”.

“Fue un terrible momento. Cuando mostró tanta agresividad, una compañera mía grabó el momento. El nene es el único al que dejan olvidado en la escuela, un pobre chico abandonado, tenemos que estar llamando a la mamá para que lo venga a buscar. Es muy triste esto. Yo no le pedía nada más que busque a su hijo”, describió la docente agredida.

La madre que la amedrentó, por su parte, dijo estar arrepentida. “Yo estoy embarazada. Ya perdí un embarazo por no hacer reposo”, argumentó sobre los motivos por los que no había ido a retirar a su nene. “Tengo que reconocer que eso no se hace, que podría haber ido a hablar de otra manera”, admitió la mujer acusada. “Yo sé que hice mal. Lo reconozco”, dijo. “Le pido perdón, yo en su momento le voy a hablar a ella”, aseguró.

Tigre fue escenario de graves episodios de violencia escolar en los últimos días. El mismo día que se realizaba un abrazo solidario a la escuela donde fue agredida la maestra, en otro colegio un alumno ingresó con un arma de fuego tras una pelea y disparó dentro del aula, milagrosamente sin dejar heridos.

Dejar una respuesta