El presidente de la Juventud PRO de San Isidro, un defensor de...

El presidente de la Juventud PRO de San Isidro, un defensor de genocidas

Marchó junto a Cecilia Pando y junta firmas para que se vete la ley que oficializó en la Provincia el concepto de dictadura “cívico-militar” y el número de 30 mil desaparecidos. Considera que los represores condenados son “presos políticos” y llamó “terroristas” a trabajadores de ATE que se manifestaban por sus derechos. Así piensa Segundo Carafi, referente de la Juventud oficialista.

Compartir
Carafi, Montenegro y Macri.

Se manifestó esta semana junto a la apologista del terrorismo de Estado Cecilia Pando, para reclamar por la libertad de los genocidas condenados, a quienes considera “presos políticos”. Suele compartir a través de sus cuentas en las redes sociales los mensajes de la agrupación pro genocidas Justicia y Concordia. Cuestiona que hayan existido 30 mil desaparecidos en la dictadura y hasta lanzó una campaña para juntar firmas para que la gobernadora María Eugenia Vidal vete la ley que oficializa el concepto de “cívico-militar” para referirse al último gobierno de facto. Así de fervientes son las convicciones de Segundo Carafi, presidente de la Juventud PRO de San Isidro.

Tal como reveló el portal Nueva Ciudad, el miércoles se lo vio entre los militantes pro-represores que se enfrentaron a trabajadores de ATE frente al ministerio de Justicia. Carafi, Pando y los suyos fueron para entregar un petitorio y exigir que el “accionar terrorista” sea considerado como delito de lesa humanidad. Los empleados estatales, por su parte, realizaban un reclamo salarial. Cuando el cruce entre unos y otros subía de tono, la Policía defendió a los primeros, reprimió a los segundos y garantizó el ingreso de Pando a la cartera que conduce Germán Garavano. Desde su cuenta de Twitter, cuyo acceso vedó luego con un candadito, Carafi dio su versión de los hechos: “La Argentina que duele. Terroristas pegándole a defensores de la justicia, las instituciones y la República”. Y como si eso fuera poco: “Esta es la grieta. Defensores de los guerrilleros terroristas intentando frenar un pedido de justicia. #LibertadParaNani –en referencia al represor Emilio Nani- #NoMasPresosPolíticos”.

El joven representante de la derecha también busca derogar la ley bonaerense que establece que las comunicaciones oficiales sobre la última dictadura deben hacer referencia a que los desaparecidos fueron 30 mil. “Intentar callar con una ley la voz de muchos argentinos que opinan distinto a la versión popular de los últimos años que habla de ‘los 30.000 desaparecidos’ es atentar contra los valores más profundos de la República”, argumentó el joven PRO en la plataforma de change.org, donde difundió su petición, en busca de reunir avales. Hasta el momento logró juntar casi 5500 firmas en ese sitio que habitualmente se usa con fines solidarios.

Carafi, en el acto pro represores convocado por Pando.

Además de mostrarlo marchando junto a Pando, las fotos de Carafi dejan en evidencia que posó junto a las máximas figuras del PRO y Cambiemos. En Zona Norte, donde es referente de la Juventud que conduce a nivel nacional Pedro Robledo, se lo vio haciendo campaña en 2015 por Guillermo Montenegro, actual embajador en Uruguay. También se tomó selfies con Vidal, Gabriela Michetti, Horacio Rodríguez Larreta y hasta con el presidente Mauricio Macri. Además de su militancia en territorio de Gustavo Posse, el joven pro-dictadura es empleado del gobierno porteño: trabaja en el Ministerio de Desarrollo Urbano y Transporte de la Ciudad.

Dejar una respuesta