La conexión entre el escándalo del Lava Jato y Zona Norte

La conexión entre el escándalo del Lava Jato y Zona Norte

La crisis que sacude a Brasil podría parecer lejana a los vecinos del conurbano norte. Sin embargo, existe un nexo entre el escándalo del Lava Jato y la región. Se trata de la Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas, construida con intervención de la firma brasileña Odebrecht, uno de los ejes en el entramado de coimas.

Compartir
Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas, en Tigre.

El escándalo de corrupción y crisis política que sacude a Brasil podría parecer ajeno y lejano para los habitantes del conurbano norte. Sin embargo, hay una conexión concreta entre ellos. Se da a partir de una de las obras vinculadas en Argentina a Odebrecht, la empresa brasileña que pagó millonarias coimas a funcionarios.

La obra en cuestión es la Planta Potabilizadora Juan Manuel de Rosas. El Sistema de Potabilización del Área Norte –según consignó Ámbito Financiero- posibilita abastecer de agua potable al cordón norte bonaerense. La obra consistió en la construcción de esa planta, que implicó 40 kilómetros de acueductos para el transporte de agua potable, la toma de agua en el río Paraná de las Palmas, y un túnel de casi 15 kilómetros de extensión que lleva el agua hacia la planta. Fue licitada y contratada por Aysa y atraviesa los municipios de Tigre y Escobar.

Allí apunta uno de los ejes de la investigación por el tramo local del escándalo internacional de Odebrecht. En el caso de la Planta Potabilizadora, la firma brasileña se asoció en Argentina con Benito Roggio S.A., una de las compañías a las que se otorgó más obra pública en los últimos años, tanto a nivel nacional –bajo el gobierno kirchnerista- como en el ámbito porteño –bajo gestión macrista-. La investigación local apunta a saber si en ese tipo de emprendimiento también pudo haber existido una trama de sobornos que salpique a otras empresas.

Ayer, por orden del juez Sebastián Casanello, se allanaron oficinas de Odebrecht en Buenos Aires, a raíz de la confirmación por parte de sus directivos de haber pagado 35 millones de dólares por coimas en Argentina, entre 2010 y 2014, para ser favorecidos con contratos de obra pública. Si bien la planta de Zona Norte comenzó a construirse en 2007, fue inaugurada en 2012.

Además del allanamiento, ayer trascendió que una pericia de la Policía Federal concluyó que se borraron 260 archivos con palabras relacionadas a obras públicas de la computadora que utilizaba el principal directivo de Odebrecht en Argentina. Según informó Infobae, el dato surgió de un trabajo de la División Apoyo Tecnológico Judicial a pedido del juez federal Marcelo Martínez De Giorgi y del fiscal Franco Picardi, en la causa en la que se investiga si Odebrecht le pagó coimas al ex funcionario Ricardo Jaime a. El caso que lleva Casanello es específicamente por la construcción de una la de Aysa en Tigre.

El diario La Nación señaló que Casanello ordenó los procedimientos para obtener toda la documentación relativa a la construcción de las plantas potabilizadoras Paraná de las Palmas y Bicentenario, cuyos contratos fueron adjudicados a Odebrecht y Camargo Correa. La Justicia ya había detectado distintas irregularidades en el contrato de $2.700 millones adjudicado a Odebrecht en 2008, como redeterminaciones de precios injustificadas y el desvío de casi $1.000 millones del presupuesto.

Dejar una respuesta