A los tiros en el aula: crece la violencia escolar en Tigre

A los tiros en el aula: crece la violencia escolar en Tigre

Tras una discusión con otro estudiante, un alumno de la Escuela Secundaria 13 de Los Troncos del Talar buscó un arma en su casa y volvió para abrir fuego, sin que se registraran heridos. Horas más tarde, quedó detenido. El hecho ocurrió mientras se realizaba un acto de repudio por la agresión a una docente del distrito.

Compartir

Poco después del abrazo a la Escuela Primaria 46 y la movilización a la jefatura departamental para repudiar la agresión a una docente, otro hecho grave de violencia se produjo en una escuela de Tigre. Fue en la Secundaria 13, en Los Troncos del Talar, donde un alumno ingresó con un arma de fuego y disparó varias veces dentro del aula, sin que se registraran heridos.

El episodio ocurrió alrededor de las 13 y se habría desatado por una discusión de lo más insólita: la disputa por un pupitre. Tras la pelea con otro estudiante, el chico salió de la institución, buscó un arma en su casa y volvió para abrir fuego en plena clase, ante sus compañeros y el profesor de Historia.

Según informaron desde la Unión de Educadores de Tigre (UDET), se trataría de un alumno de 19 años, que cursa el último tramo del secundario, y que habría ingresado a la Escuela 13 hace sólo una semana, proveniente de otra secundaria de la zona (la número 19). De inmediato se suspendieron las clases, tanto en la Secundaria 13 como en la Primaria 11, con la que comparte el edificio.

“Estábamos en la convocatoria por la agresión a la docente y tuvimos que salir corriendo para la 13. Mañana nos vamos a juntar en la escuela para trabajar con la comunidad”, indicó Marisa Latessa, secretaria gremial de UDET, en diálogo con El Argentino ZN. Desde ese espacio describieron que “toda la comunidad de la escuela, así como las familias, se encuentran en estado de shock por semejante hecho de violencia”.

“Él estaba desde la semana pasada en esta escuela. Discutió con un chico, salió a la hora que entraban los de primaria y cuando volvió empujó al portero y se fue para el salón. Gatilló dos veces, no le salieron los tiros, fue al pasillo y disparó a gente del Municipio que estaba trabajando, después disparó al aire y en la escalera. Y se fue”, relató a este portal María Elisa Salgado, flamante secretaria general de Suteba Tigre.

“Lo que generó fue una situación de mucha angustia. Había docentes que se desmayaron o les bajó la presión, padres que se enojaban porque no les habían avisado antes”, relató. Y concluyó: “Esto lleva a preguntarse qué pasa con los chicos en los barrios, qué contención hay. Es la misma situación que con la mamá que agredió a la docente: debería estar con mayor atención del Estado”.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta