Comisarías allanadas y 11 policías en la mira por connivencia con narcos...

Comisarías allanadas y 11 policías en la mira por connivencia con narcos en San Martín y Pilar

Están sospechados de tener vinculaciones y participación en una red de tráfico de estupefacientes en las zonas norte y oeste del conurbano. Uno de los allanamientos fue nada menos que en la Delegación Narcotráfico de San Martín. Ocurre en el marco de la salida del jefe de la Bonaerense, precipitada por escándalos de corrupción.

Compartir

La Jefatura Departamental y la Delegación de Narcotráfico de San Martín, así como dos comisarías de ese distrito y una de Pilar, fueron allanadas en los últimos días en el marco de una investigación sobre la presunta connivencia policial con una red de narcotráfico que actúa en la zona. Once efectivos quedaron bajo sospecha y se les prohibió salir del país.

Los operativos fueron ordenados por la jueza Alicia Vence, a cargo del Juzgado Federal Nº 2 de San Martín. Y se dieron casi en simultáneo con la salida de Pablo Bressi como jefe de la Policía Bonaerense, precipitada por los escándalos de corrupción que lo salpicaban. En el siempre caliente distrito de San Martín, además, hace apenas algunas semanas fueron pasados a disponibilidad otros tres agentes por su desempeño durante la búsqueda de Araceli Fulles, víctima de femicidio.

Los allanamientos fueron llevados a cabo por la Unidad Federal de Investigaciones Especiales de la Policía Federal Argentina (PFA) y Gendarmería Nacional, indicó Diario Popular. Además del juzgado de Vence, intervino el Juzgado Federal de Campana, conducido por Adrián González Charvay. “Se trata de una mega causa que viene siguiendo la connivencia entre narcos que trafican estupefacientes en la zona norte del conurbano, y efectivos policiales de distintas dependencias, actuando de forma coordinada”, dijo una fuente judicial.

Según reconstruyó el diario Perfil, el expediente que enmarca los allanamientos de estos días plantea una supuesta conexión entre policías que prestan servicio en la zona noroeste del Conurbano y una banda de narcotraficantes. Personal del Departamento de Investigaciones Federales de la Policía Federal secuestró documentación de importancia y computadoras en la Jefatura Departamental local, ubicada en la calle San Martín al 1800.

La investigación surgió en 2014, a partir de una denuncia anónima. Durante seis meses se intervinieron teléfonos de presuntos implicados. Finalmente, el viernes último la jueza Vence ordenó veinte allanamientos en distintas seccionales y domicilios particulares. Se realizaron en simultáneo, para generar un factor sorpresa. Los voceros sólo confirmaron que los efectivos mencionados en la investigación no fueron detenidos y que de manera preventiva se les prohibió la salida del país.

Dejar una respuesta