Compartir
Proin, fábrica recuperada hace 7 meses. Foto: Pablo Caprarulo

“Dejamos la vida ahí durante tantos años… De ahí sale la fuerza, sale la garra para seguir luchando y mantener nuestras fuentes de trabajo”. Las palabras son de Omar Vallejos, trabajador de la recientemente recuperada fábrica Proin, de San Martín, en la que 15 trabajadores elaboran insumos para repostería. Omar tiene 48 años y 25 dedicados a ese trabajo, pero no es de los más antiguos: hay compañeros que llevan 39 años trabajando en el mismo lugar. El 7 de octubre del año pasado llegaron a la planta como todos los días, pero la sospecha sobre un vaciamiento y pronta debacle se hacía realidad: las puertas estaban cerradas y el dueño había desaparecido sin pagar sueldos adeudados ni indemnización. Pero ellos no se fueron, entraron. Y allí se quedaron a pesar de todas las adversidades.

En el partido de San Martín son 12 las fábricas recuperadas en las que trabajan unas 300 personas produciendo artículos de los más diversos: calzado, metalúrgica, autopartista, cuero, alimentación, gráfica, carpintería, productos de limpieza, y más.

Trabajadora de Norte Ltda., de industria gráfica. Foto: Pablo Caprarulo

Se trata de proyectos colectivos, muchos de los cuales nacieron tras la crisis de 2001, pero que continuaron gestándose a lo largo de estos 16 años. Proyectos de autogestión y cooperativismo, que en este momento están siendo perjudicados por decisiones políticas y económicas, como los tarifazos y la apertura de importaciones, pero también por el veto sistemático por parte de la gobernadora María Eugenia Vidal a las leyes de expropiación votadas en la legislatura. “Es una experiencia parida en la calle después del 2001 y 2002, que tiene que luchar para hacerse un lugar en la institucionalidad, en medio de muchas trabas y vacíos legales que existieron siempre, pero que en el contexto actual se profundizan debido a los riesgos sobre la situación económica y productiva”, señaló a El Argentino ZN Gisela Bustos, socia de la recuperada 19 de Diciembre, la más antigua del distrito. Bustos es, además, abogada de otras tantas cooperativas y recuperadas de San Martín, por lo que conoce de cerca todas las dificultades.

Sin ir más lejos, la 19 de Diciembre, que es una cooperativa autopartista, está a punto de quedarse en la ilegalidad, al igual que las cooperativas Depormet (metalúrgica) y Cuc (de calzados): a las tres se les vence en estos meses la ley de expropiación que permitía usar sus respectivas plantas durante 5 años para seguir produciendo. Para renovarla, necesitan que la ley vuelva a votarse en la Legislatura bonaerense. El problema viene el después, cuando la gobernadora deba aprobarlas o vetarlas.

Cooperativa de trabajo Depormet Ltda. Foto: Pablo Caprarulo

Por todas estas problemáticas es que las cooperativas del distrito decidieron tejer redes y armar una mesa de trabajo con referentes del sector, pero también con especialistas de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y del Municipio.

Ayer, por caso, se realizó un encuentro en el marco de las actividades que tiene el municipio por la semana del trabajo. Bajo el título “Experiencias Cooperativistas”, los propios trabajadores contaron sus historias de lucha y problemáticas, en una mesa panel que también contó con la proyección de un video alusivo a la labor de las recuperadas del distrito. Del encuentro, a su vez, participaron el intendente Gabriel Katopodis, el diputado nacional Leonardo Grosso, el Padre Pepe por la Pastoral Social, la referente de CTEP San Martín Sandra Maestre, además de concejales, referentes sindicales y cooperativistas.

La charla terminó con la frase de un trabajador que, luego de contar su experiencia de lucha y cooperativismo, señaló: “La fábrica sin patrones puede funcionar, pero sin trabajadores no”.

Dejar una respuesta