Podría volver a quedar libre el único imputado por la desaparición de...

Podría volver a quedar libre el único imputado por la desaparición de Erica Soriano

Daniel Lagostena está acusado por el femicidio de su ex mujer, la joven de Villa Adelina que estaba embarazada al momento de su desaparición, en 2010. Fue encarcelado hace exactamente un año por nuevas pruebas que lo incriminan. La Cámara, que ya lo había liberado en otras oportunidades, deberá definir otra vez su excarcelación. La larga lucha de su familia para conseguir justicia.

Compartir

Pasó exactamente un año desde que la Justicia decidió que habían suficientes pruebas para detener a Daniel Lagostena, la ex pareja de Erica Soriano, una joven de Villa Adelina, San Isidro, que desapareció en agosto de 2010, embarazada. Lagostena es, por caso, el único imputado en la causa en la que se sospecha que la mujer de 30 años fue asesinada y luego incinerada para hacer desaparecer todo rastro.

Se trata de la tercera detención de Lagostena, que sistemáticamente vuelve a quedar en libertad una y otra vez por presuntas faltas de pruebas. Esta vez, a un año de que el juez de Garantías de Lomas de Zamora Gabriel Vitale decidiera su detención, su defensa apuesta a que prospere otro recurso de excarcelación, que está pendiente de resolución y que fue presentado ante la Sala III de la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora, antes de que se fije la fecha del juicio, según informó Diario Popular.

Mientras tanto, la familia de Erica Soriano reclama por la realización del juicio oral y público, que en caso de no tener más idas y vueltas en el proceso, podría desarrollarse recién en 2018.

Ester Soriano pide justicia por su hija Érica. Foto: Guillermo Pardo.

Lagostena estaba en pareja con Érica, a quien le llevaba 20 años, y convivía con ella en Lanús. Aquel 21 de agosto de 2010, Érica planeaba ir a almorzar a la casa de su familia en Villa Adelina, donde se había criado, pero nunca llegó. En la vivienda de su novio fue hallada su cartera, con sus documentos y llaves. La principal hipótesis es que nunca salió de allí. El hombre fue detenido a mediados de 2012, pero el 28 de diciembre de ese año la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora ordenó su libertad por falta de pruebas. El año pasado, el juez Vitale hizo lugar al pedido de detención del fiscal y su decisión se contrapuso al criterio de los camaristas que ya lo habían dejado en libertad.

“Su defensa apeló el rechazo de la excarcelación que dispuso el juez Gabriel Vitale y después recusó a los camaristas, entonces se nos fue casi todo un año y perdimos la esperanza de tener un juicio en los próximos meses. Todavía hay cosas por resolver”, sostuvo Ester Soriano, madre de Erica, al referirse a la marcha de la causa, en diálogo con el portal de noticias DiarioConurbano.com.ar.

Según trascendió, la posibilidad que tiene Daniel Lagostena de recuperar la libertad depende de los mismos magistrados que ya le brindaron la excarcelación en un par de oportunidades, a lo largo de estos casi siete años de investigación. Este último lunes, se cumplió un año desde que está nuevamente preso, al prosperar el pedido del fiscal Gerardo Loureyro.

Dejar una respuesta