Compartir

Como reflejo de una cultura urbana que supo resistir los embates de la tecnología y reafirmando el sitial de la Zona Norte como hábitat natural de las tablas, durante el sábado 29 y el domingo 30 de abril se desarrollará el tercer Festival Skate San Isidro, organizado por el municipio y la Asociación de Skaters de Zona Norte (ASZN). Será en el Centro de Exposiciones –Del Barco Centenera y el río-, con entrada gratuita y en caso de lluvia se posterga para el fin de semana siguiente

“La cultura skate, como en las principales ciudades del mundo, tiene su lugar en San Isidro”, expresó Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria General de Cultura del municipio. “Es una cultura con su estética, su música, su indumentaria y una manera muy particular de relacionarse con su entorno, en sintonía con el medio ambiente al ser un medio de transporte de corta distancia no contaminante y silencioso. Todo esto está presente en el festival, que si algo fomenta, y logra, es encuentro franco entre generaciones y culturas urbanas”, agregó la funcionaria.

Cerca del río y en un entorno verde, las pistas no tendrán pausa. Los más chicos dispondrán de una miniramp bien amplia, a cargo de dos reconocidas escuelas, con clases gratuitas y profesores que guiarán a los más bajitos para que hagan sus primeras armas de un modo exitoso.

Para los adultos habrá tres rampas de madera y estructura de caños, incluida una vertical de tres metros de alto, seis de ancho y 12,60 de largo, para uso exclusivo de medio centenar de los profesionales más reconocidos del ámbito nacional. Un buen número para garantizar una buena dosis de adrenalina y acrobacias a lo largo de todo el encuentro, en el que no faltarán sesiones con explicaciones y consejos para los que se inician.

Durante el festival habrá música, con una Infierno 18, Los Peyotes y Humanoides Disidentes como números destacados, entre una selección de bandas que aportarán una buena dosis de funk, punk rock y surf rock. También habrá una feria de emprendedores locales para comprar tablas artesanales y decoradas, accesorios, remeras, buzos, gorras y zapatillas, y todo lo que rodea a una industria que sigue creciendo.

“Es un festival pensado para toda la familia, por eso habrá talleres para chicos que podrán pintar tablas o hacer los primeros acordes de rock en el stand de una escuela de rock. El skate ya es olímpico y en Colombia, por ejemplo, fue clave para contribuir a pacificar ciudades a partir de los skateparks. Realmente no para de crecer y es genial que San Isidro le haya dado lugar que se merece con un encuentro único en el país”, expresó Gonzalo Lantarón, presidente de la ASZN.

El festival también bajo techo: arte y exposiciones

En el salón montado en el predio se podrá visitar la muestra “El culto a la tabla, la identidad del skater”, con 120 tablas de los años ‘80 –la época de oro de la industria del skatebording-, diseñadas por las mejores marcas de Estados Unidos. “En algunas aparecen diseños, gráficos o firmas de los profesionales para las que fueron realizadas, como Tony Alva y Christian Hosoi –señaló Lantarón-. Además, habrá ediciones limitadas y modelos muy poco vistos aquí en perfecto estado de conservación, y una interesante colección de tablas nacionales de la misma época”.

El arte y el skate también estarán fusionados en las fotografías de Gabriel Szkuhra, Lucas Magnacco y Martín Cardoso, las pinturas de Mariano Rodríguez Cevallos, con su serie skirtboarding dedicada a ellas y las tablas, y las esculturas de Juancho Del Papa Ferraro, que recrea figuras y siluetas típicas de este deporte con hierros, maderas y objetos en desuso. Además, se exhibirán muebles y sillones realizados por Gabriel Salvatore con partes de autos antiguos abandonados. Y para descansar entre salto y salto, habrá un variopinto patio de comidas con una variada propuesta gastronómica en manos de seis food trucks que saciarán a carnívoros, vegetarianos y veganos.

Dejar una respuesta