Piden el agravante por “femicidio” para el asesino de Carito Toledo

Piden el agravante por “femicidio” para el asesino de Carito Toledo

La joven tenía 20 años, una hija de año y medio y estaba embarazada cuando fue asesinada por su pareja, Lucas Liveratori, en la casa que compartían en Villa Maipú. El agresor está imputado por “homicidio calificado”. El Tribunal Oral Criminal Nro. 3 de San Martín comienza hoy a juzgarlo. El viernes serán los alegatos.

Compartir

Bárbara Carolina Toledo tenía 20 años, era mamá de una nena de un año y medio y estaba embarazada de cuatro meses cuando fue asesinada por asfixia y múltiples golpes por su pareja, Lucas Liveratori, en la casa que compartían en San Martín. A poco más de dos años del crimen, comienza hoy el juicio contra Liveratori, imputado por “homicidio calificado”, pero que que podría sumar el agravante de femicidio, tal como busca la querella.

El juicio contra el femicida, que tras asesinar a Carolina montó una escena para hacer creer que la joven había muerto por una descarga de la heladera, será llevado adelante por el Tribunal Oral Criminal Nro. 3 de San Martín, integrado por los jueces Aníbal Bellagio, Julián Descalzo y Miguel Bacalahu. El juicio duraría solo un par de audiencias, en las que declararán los testigos y peritos que intervinieron en la causa, mientras que para este viernes están previstos los alegatos de las partes, informó el diario Popular.

El femicidio ocurrió el 14 de marzo de 2015 en la casa que la pareja compartía, que a su vez era la casa de su suegra, en Almafuerte al 2400 de la localidad de Villa Maipú, San Martín. “Su crimen lo quisieron hacer pasar por un accidente hogareño, montando una escena, donde el piso se veía mojado, a ella descalza y con una mesa sobre su cuello. Su asesino dijo que estaba baldeando descalza y que la heladera le dio una descarga, entonces se quiso agarrar de la mesa y esta se le cayó encima. Enseguida, esa coartada quedó al descubierto, ya que el cuerpo tenía muchos golpes, producto de la paliza que había recibido”, contó Roxana Minadeo, mamá de “Carito”, como la sigue llamando.

En efecto, el montaje del femicida se cayó en seguida: la autopsia reveló la joven recibió golpes en todo su cuerpo, que fue estrangulada y que esa lesión fue la que le provocó la muerte por asfixia.

“Espero que de una vez por todas se haga justicia”, señaló la mamá de Carito. Y agregó: “Ya han pasado más de dos años y si bien no tengo más que palabras de agradecimiento para el trabajo que hizo la Policía y el fiscal Fabián Ruiz, llegó el momento en que le den la condena al asesino de mi hija”.

Liveratori, de 23 años, fue detenido en el momento de conocerse la muerte de Carito por las contradicciones en su relato. Desde entonces espera el juicio tras las rejas.

Dejar una respuesta