Avalan la construcción del viviendas en terrenos fiscales de Escobar

Avalan la construcción del viviendas en terrenos fiscales de Escobar

Vecinos del Barrio El Candil habían presentado un recurso de amparo para impedir el programa municipal de primera vivienda. Cuestionan el quite de espacios verdes y temen que se acabe la "tranquilidad" y la seguridad con la llegada de nuevos habitantes. La Justicia consideró el pedido como "inadmisible".

Compartir
Foto: El Día de Escobar

El Juzgado en lo Contencioso Administrativo Nº1 del Departamento Judicial de Zárate-Campana rechazó la acción de amparo presentada por los vecinos del Barrio El Candil, quienes buscaban prohibir la construcción de las unidades habitacionales del Programa Escobarense para la Vivienda (PEV) en un terreno fiscal propiedad de la Municipalidad de Escobar.

El fallo firmado por la jueza Mónica Ayerbe considera “inadmisible” la acción vecinal, así como no advierte que la iniciativa manifieste “un obrar estatal arbitrario o ilegítimo” y menos que represente “la violación de un derecho constitucional”.

En El Candil, el PEV construirá un edificio de planta baja y dos pisos con 36 unidades habitacionales de dos y tres ambientes, más un espacio de estacionamiento. Además del plan de viviendas, la Municipalidad contempla realizar obras de infraestructura para mejorar las vías de acceso y los servicios públicos de alumbrado, energía y agua potable.

El PEV es un programa de construcción de 94 unidades habitacionales, cuyo objetivo es facilitar el acceso de las familias del distrito a su primer hogar, a través de créditos blandos que pueden cancelarse en 60, 90 ó 120 cuotas.

Así serán las viviendas que el Municipio construirá.

El conflicto se desató cuando vecinos de El Candil se enteraron que iban a levantarse tres pisos de departamentos en cuatro lotes ubicados en las calles Las Dalias y Los Nardos. “Eran terrenos fiscales de la Municipalidad que deberían ser afectados para una plaza como pulmón de manzana del barrio”, señalaron los vecinos, según informó El Día de Escobar. Y agregaron: “Este proyecto es impuesto por el Municipio alterando el bienestar de un barrio tranquilo. Es una zona residencial, donde no se permiten edificaciones ni comercios”. Los vecinos, que presentaron el amparo que acaba de ser revocado, señalaron también que la llegada de más vecinos al barrio podría generar inseguridad en un barrio que ahora consideran “tranquilo”: “Esto afecta gravemente la seguridad de nuestros hijos y de todas las personas del barrio, los cuales nos conocemos y nos cuidamos entre nosotros”.

Por su parte, desde el Municipio celebraron el fallo y cuestionaron las críticas de los vecinos. “Algunos de los terrenos destinados a este programa, en Loma Verde y en Garín, habían sido adjudicados para desarrollar el programa Procrear durante la gestión del gobierno de Cristina Kirchner. En aquel momento, ninguna asociación de vecinos inició acciones legales contra la creación de viviendas sociales”, señalaron en un comunicado.

Dejar una respuesta