La carta a ex alumnos del Cardenal Newman que fueron abusados

La carta a ex alumnos del Cardenal Newman que fueron abusados

Tras la denuncia de un ex alumno, la Congregación de Hermanos Cristianos en América Latina hizo público un mensaje en el que pide disculpas a “todas las víctimas de abuso” en el colegio de San Isidro donde asistió Mauricio Macri y varios funcionarios nacionales. Reconocen que fueron varias las víctimas de un ex cardenal.

Compartir

El exclusivo colegio Cardenal Newman, donde asistió el presidente Mauricio Macri y varios de sus funcionarios, fue centro de una denuncia de abuso hace apenas unos meses: un ex alumno, de hoy 52 años, hizo público el calvario que padeció cuando era apenas un niño y fue golpeado y abusado por el ex capellán del colegio, el irlandés Finnlugh Mac Conastair, conocido como padre Alfredo. La víctima, Rufino Varela, relató en diciembre pasado que su caso no fue el único, sino que había varios más. Hasta el Papa Francisco se hizo eco de la confesión y llamó por teléfono a Varela.

Ahora, la Congregación de Hermanos Cristianos en América Latina hizo pública una carta en la que expresa su “solidaridad y compasión cristiana” para con “todas las víctimas de abuso que tuvieron lugar hace más de 30 años en el Colegio”.

El texto de la carta, a la que tuvo acceso El Argentino ZN, señala: “Nos llena de dolor el tormento que padecieron nuestros alumnos por estas inaceptables conductas. Pedimos perdón abiertamente y sin reservas a todas las víctimas y estamos a su disposición para escuchar y acompañarlos, a efecto de brindarles toda la ayuda, apoyo y contención que fuera necesaria a todas las personas afectadas”. Y agrega: “La integridad física y psíquica de los niños es una prioridad absoluta para la Congregación de Hermanos Cristianos y trabajamos para que esos hechos injustificables nunca más vuelvan a ocurrir”.

El Cardenal Newman, ubicado en San Isidro, es uno de los más exclusivos colegios privados de la Zona Norte, donde no sólo asistió el Presidente, sino varios de los dirigentes y funcionarios del PRO, entre ellos su ex ministro de Economía Alfonso Prat-Gay, su amigo y empresario preferido, Nicolás Caputo, y el ministro de Trabajo Jorge Triaca.

A ese colegio, además, donde varios de sus alumnos fueron fiscales de Cambiemos en las últimas elecciones, asisten los hijos de varios funcionarios y familiares de Muricio Macri, como los de su primo, el intendente de Vicente López Jorge Macri.

La terrible historia de Varela se conoció en diciembre, cuando el hombre se animó a contar públicamente cómo fue abusado y golpeado por el ex capellán irlandés cuando tenía 12 años. Por entonces, se acercó a Mac Conastair para animarse a confesar otro padecimiento que venía sufriendo desde que tenía 4 años: el abuso del casero de su casa. Varela relató que el cura lo llevó a su cuarto, lo azotó con un cinto mientras lo manoseaba.

Varela, que se animó a dar a conocer el caso luego de la popularidad que tomó el colegio por ser el lugar donde asistió el Presidente, relató además que cuando estaba en tercer año del secundario se animó a contarle el abuso del cardenal a otro de los religiosos, Desmond Finegan, pero que éste le dijo que tenía que perdonar a Mac Conastair porque estaba viejo.

Tras hacer pública su historia, el Papa lo llamó y eso motivó al Colegio a emitir una carta pidiendo disculpas por el caso de Varela. Pero ahora reconoce que hay más casos “cometidos hace treinta años”. Pero no se da más detalles.

Varela había contado que sabía de al menos dos casos más, pero tras animarse a contar públicamente su caso, aparecieron otros 20 más.

La carta difundida por la institución.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta