Denunciaron a Bullrich y Burzaco por la represión en Panamericana

Denunciaron a Bullrich y Burzaco por la represión en Panamericana

El violento desalojo de la autopista en Zona Norte durante el paro general del 6 de abril fue ordenado y defendido por las autoridades nacionales, denunciadas ante la jueza Sandra Arroyo Salgado. En tanto, a los seis manifestantes detenidos se les abrió una causa, impulsada por el Gobierno, por "resistencia a la autoridad".

Compartir
Gendarmería reprimió a manifestantes en Panamericana y Ruta 197.

Durante el paro general del pasado 6 de abril la autopista Panamericana, a la altura de Tigre, fue el principal escenario de la represión desatada contra los trabajadores y militantes que realizaban cortes en el marco de la protesta laboral. El operativo fue ordenado y justificado por las autoridades nacionales de Seguridad: la ministra Patricia Bullrich y su segundo, Eugenio Burzaco. Sobre ellos recayó una denuncia, radicada en el juzgado de Sandra Arroyo Salgado, para que se investigue su responsabilidad “en relación a la represión y dispersión de manifestantes”.

La ex diputada nacional Myriam Bregman, referente del PTS y el Frente de Izquierda, se presentó como querellante en nombre de su partido ante el Juzgado Federal Nº 1 de San Isidro. La denuncia solicita que sea investigada “la responsabilidad de las máximas autoridades de la Gendarmería Nacional, de la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich y del Secretario de Seguridad de la Nación Eugenio Burzaco, quienes han asumido y reivindicado públicamente el comando de los operativos realizados por Gendarmería en relación a la represión y dispersión de manifestaciones, especialmente en la jornada del paro nacional, a la par de efectuar declaraciones públicas estigmatizantes para con nuestra organización, como así también para con otros colectivos obreros y políticos, tras lo cual resultamos agredidos físicamente por aquella fuerza, y detenidos algunos integrantes de nuestra organización, los cuales se encuentran imputados en la presente causa”.

Bregman también pidió que se investigue la compra de nuevo y sofisticado armamento destinado a la represión de futuras protestas, algo de lo que se viene vanagloriando el Gobierno. Según publicaron los medios más cercanos al oficialismo, analizan la adquisición de dispositivos que emiten un sonido intolerable para el oído humano, para dispersar multitudes, así como una espuma capaz de solidificarse para facilitar la detención de militantes.

“Bullrich y Burzaco saben que actuaron en la ilegalidad, pero redoblan la apuesta y dijeron que se presentarían como querellantes y comprarían armamento para futuras protestas –resaltó la ex diputada- Por esta razón también solicitamos que se brinde información respecto de esa presunta adquisición de armamento para reprimir derechos constitucionales. El Gobierno construye a los manifestantes como enemigos públicos. Este discurso extremo de ‘imponer el orden en la calle’ ya lo escuchamos otras veces en la historia argentina y siempre terminó mal, siempre se restringieron fuertemente las libertades democráticas y hasta hubo muertos”.

En el marco de la represión desatada el día del paro para desalojar el corte en panamericana, fueron detenidos seis manifestantes y hubo cuatro heridos. Según los testimonios y las imágenes registradas sobre el corte, hubo gases, palazos y camiones hidrantes. Además, docentes presentes en el corte declararon haber sido fotografiados y retenidos en sus autos. Hasta circuló un video de un gendarme pegándole una trompada a un automovilista.

A los seis detenidos se les abrió una causa impulsada por el Gobierno y quedaron imputados por “resistencia a la autoridad”. Pese a que hubo causas durante el conflicto de Lear en 2014 y 2015 por protestas reprimidas y la Justicia sobreseyó a decenas de manifestantes por considerar que actuaban en el marco de protestas legítimas.

En tanto, la denuncia impulsada por Myriam Bregman y el apoderado del PTS, Guillermo Ermili, cuenta con el patrocinio de los abogados Matías Aufieri y Carlos Platkowski.

Dejar una respuesta