Fallido homenaje a un desaparecido en San Fernando: nombre mal escrito y...

Fallido homenaje a un desaparecido en San Fernando: nombre mal escrito y familiares ni avisados

El acto por un obrero naval y vecino víctima de la última dictadura quedó en medio de la polémica. Su hija y querellante en el juicio por su secuestro y asesinato no fue invitada, así como otros familiares. Además, la placa en su honor contenía errores. Cartas de protesta a los responsables, aún sin respuesta.

Compartir

En el Día de la Memoria, el homenaje a un obrero naval desaparecido en San Fernando quedó envuelto en una polémica. El Municipio colocó una placa y organizó un acto, pero gran parte de su familia –incluyendo a su hija querellante en la causa por su secuestro y asesinato- no fue de la partida, porque nadie le avisó. Incluso, el nombre del trabajador víctima de la última dictadura cívico-militar figuraba mal escrito.

El acto se realizó en Plaza Carlos Gardel, ante un sector de su familia, vecinos y miembros del Ejecutivo local. “A la memoria del vecino desaparecido por el Golpe de Estado de 1976. Juan Mauricio Villalba Moreno”, indica la placa.

“Hasta el nombre está mal puesto. Mi papá no es Juan Mauricio: es Mauricio Juan. En una fecha como el 24 de marzo, estas cosas duelen el doble”, dijo Graciela Villalba, hija del obrero naval homenajeado, en diálogo con El Argentino ZN. “Yo me banqué la búsqueda, el juicio. Ser la única querellante en la familia y no participar de un acontecimiento así es muy doloroso”, agregó.

“Me enteré por las redes de la colocación de la placa. Creo que es una manera muy desprolija de trabajar, en un día donde no tendría que haber ningún tipo de problema. Si me hubieran preguntado, no hubiera dejado que la placa se ponga mal. Por lo menos hubiera correspondido que invitaran a todos los hijos por igual. Mi papá todavía tiene una hermana de 85 a la que le hubiera gustado ir. Tiene cantidades de sobrinos y nietos que quedaron afuera. Terrible”, se lamentó la mujer, integrante de la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte y referente de Derechos Humanos en la región.

Ante esta situación, Graciela Villalba presentó formalmente cartas tanto a la Coordinadora de Derechos Humanos en el Municipio, Cristina Maderna, como al jefe comunal, Luis Andreotti. Hasta última hora de ayer, no había recibido respuesta. En su escrito, Graciela contó lo que le sucedió el viernes, al regresar a su casa tras marchar a Plaza de Mayo como cada 24 de marzo: “Empecé a ver fotos en las redes y mucha  gente que me preguntaba por qué  en la mañana no  había estado en la plaza Carlos Gardel de Virreyes,  donde  se colocó una placa por mi padre. ¿Qué podía decir a quienes se  preguntaban por mi ausencia en un acto organizado por el Municipio y en su  homenaje? Como siempre sólo pude decir la verdad: que nunca  fui invitada, que no se me comunicó lo que iba a suceder, que mis compañeros de la Comisión por la Memoria, la  Verdad y  Justicia de Zona Norte -que  sostienen la memoria de las luchas navales desde siempre- tampoco fueron convocados, que los trabajadores compañeros  de mi padre,  que no dudaron en declarar en el juicio por los delitos de lesa humanidad cometidos en Astarsa, nada  supieron”.

“¿Debo  pensar que han hecho  uso político de  su  desaparición  y posterior asesinato  y que por eso no pudieron estar presentes sus seis hijos, sus nietos, sus sobrinos y su única hermana, quien a los 85 años, al igual que todos, aún lo llora?”, indagó Graciela en la carta. Y añadió: “De mis 63 años de vida, 41 los llevo comprometida con la  Memoria, la  Verdad y la Justicia. Esto último logrado con un  juicio. Me pregunto, ¿cuántos de los presentes para la foto de la  fantochada que armaron conocen la  sentencia?  Seguro que no tienen ni idea. Debo decirle que el tratamiento que nos han dispensado es una falta de respeto para todos nosotros, así como  para todos los desaparecidos”.

Muy enojada, la referente de la Comisión Zona Norte recordó que “ya había pasado, el año anterior, que el Municipio colocó una placa con el nombre de cuatro desaparecidos de Virreyes, compañeros del Gallego Nieto, miembro de la Comisión, y nadie de la Municipalidad fue capaz de invitarlo. Nosotros como Comisión Zona Norte cuando asumió Andreotti le mandamos una carta donde le pedimos una reunión para presentarnos y jamás nos recibió, nunca tuvimos una contestación ni una invitación”.  Ante el fallido homenaje, tanto ella como sus compañeros de la Comisión aguardan una respuesta.

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta