Tigre: denuncian infiltración policial en asamblea docente y de obreros de Metalsa

Tigre: denuncian infiltración policial en asamblea docente y de obreros de Metalsa

Un joven que nadie conocía, que filmó y titubeó cuando le preguntaron quién era, irrumpió en la sede de Suteba Tigre, donde también se reunían trabajadores de la autopartista. La preocupación de los presentes creció cuando supieron que el hombre está vinculado a un oficial de inteligencia de la Policía Federal. Denunciarán el caso ante la Justicia.

Compartir

El día previo al 41° aniversario del golpe cívico militar, y en medio del conflicto docente (que ya lleva varias denuncias de persecución policial en diferentes escuelas), Suteba Tigre y trabajadores de Metalsa denunciaron la infiltración de un joven desconocido en una asamblea en la sede del sindicato docente ubicada en Pacheco. A pocos metros, en otra oficina de la misma sede, los trabajadores de la autopartista, que vienen denunciando despidos discriminatorios, también realizaban una reunión, por lo que la presencia del infiltrado podría haber estado destinada a espiar lo que allí se discutía. La preocupación creció cuando supieron que el hombre que irrumpió y filmó está vinculado a un oficial de inteligencia de la Policía Federal.

El hecho ocurrió el jueves 23 por la tarde, cuando los docentes que estaban en asamblea –en la sede de Santa Fe 1028- descubrieron a un joven que nadie reconocía y que estaba grabando todo lo que allí se decía. Cuando uno de los presentes le preguntó quién era y por qué grababa, el joven -de no más de 20 años- respondió titubeante que había sido enviado por un trabajador de una fábrica alimenticia de la zona, y que estaba allí para expresar su solidaridad con la lucha docente. “Eso ocurrió a mitad de la asamblea, que empezó a las 17 y terminó cerca de las 20.30. El chico dio un nombre de alguien que nadie conocía, empezamos a chequear con compañeros de esa alimenticia y nos dimos cuenta que era un nombre falso”, relató a El Argentino ZN Gabriela Macauda, secretaria general adjunta de Suteba Tigre.

Cuando terminó la asamblea, tanto los docentes como los trabajadores de Metalsa interrogaron al joven para que explicara de dónde era y quién lo había enviado. “Estaba tan nervioso que nos dio el nombre completo, su apellido, todo. Cuando se fue lo seguimos y lo vimos irse en un auto cuya patente está a nombre de un policía federal de inteligencia”, agregó por su parte Ignacio Serrano, uno de los trabajadores de Meltalsa, que fue despedido mientras era delegado gremial y que todavía reclama por su reincorporación.

El joven dijo llamarse Rodrigo Martín Prisco. Cuando le pidieron explicaciones en medio de la asamblea docente, primero sostuvo que llevaba la solidaridad de compañeros de Kraft, después afirmó que se domiciliaba en Boedo y que tenía una tía en la localidad de Pacheco y que se acercaba porque su mamá era ex docente en Caballito. Luego aseguró que lo habían enviado del sindicato de camioneros. “Una vez que se le pidió que se retirara y se le reclamaron más datos, se lo vio subir a una camioneta Hyundai patente IXA 768. El dominio del vehículo está a nombre de Domingo Pascual Prisco, quien figura en denuncias realizadas en el sitio Indymedia como oficial de inteligencia de la Policía Federal Argentina, lo que hace mucho más grave toda la situación”, señalaron los trabajadores de Metalsa en un comunicado.

“Estaba tan nervioso que nos dio el nombre completo, su apellido, todo. lo vimos irse en un auto cuya patente está a nombre de un policía federal de inteligencia.”

“Estamos convencidos que fue enviado para espiarnos a nosotros, pero se confundió de asamblea”, dijo Serrano a El Argentino ZN. Y añadió: “De todos modos, el lunes haremos la denuncia en la Fiscalía, y se tendrán que analizar ambas hipótesis, porque esto ocurre justo que nosotros venimos denunciando persecución y discriminación en la empresa, donde acaban de ser despedidos dos compañeros y en esa reunión estábamos definiendo cómo será la marcha que realizaremos este miércoles a los tribunales en reclamo por nuestra reincorporación”. La concentración está convocada para el miércoles 29 a las 9 de la mañana en Lavalle 1268, en Capital Federal. Metalsa se dedica a la fabricación de chasis para camionetas Ford, Volkswagen y Toyota, y en su planta de Ruta Panamericana Km 32,300, El Talar, emplea a 1400 obreros que responden a la Unión Obrera Metalúrgica.

Pero, a su vez, la infiltración ocurre en medio del conflicto docente, que también viene teniendo numerosas denuncias de persecución policial en medio del paro y de las movilizaciones por una paritaria nacional. “En la semana hubo otros hechos graves en nuestro distrito: el martes 21 de marzo en el marco de una olla popular en 197 y Panamericana se envió un enorme contingente de gendarmes a hostigar dicha actividad, hecho que adquirió una enorme repercusión pública y repudio. Ese mismo día, efectivos de Prefectura siguieron a la camioneta que llevaba el sonido de regreso a la sede del sindicato. El día anterior en la escuela Técnica N° 3 de Benavídez, personal de Prefectura Naval se situó en las cercanías de la escuela para pedir DNI a alumnos y docentes que ingresaban al establecimiento, un hecho totalmente fuera de lugar. También en Escobar la policía local amedrentó a docentes que estaban realizando una asamblea pública en una plaza y en La Matanza agentes de policía fueron a las escuelas a pedir datos de los docentes que paraban”, señalaron desde Suteba Tigre.

Por su parte, los trabajadores de Metalsa, organizados en la UOM, responsabilizaron a los dueños de la empresa de pagar a los espías. “Hacemos responsables a los directivos y gerentes de la empresa, en particular al Señor Belgrano y a los señores Marcelo Omar Taccari, Ricardo Garro (ex Fuerza Aérea, quien se jacta de sus ‘contactos’ en la policía) y Leandro Bettini, pero no exclusivamente a ellos, de cualquier hecho que atente contra la seguridad personal de cualquier miembro de la agrupación, así como de los docentes en lucha cuyo local sindical fue violentado”. Suteba, en tanto, responsabilizó al Estado provincial y nacional.

Dejar una respuesta