Se encienden los motores para el 8M: encuentro de Mujeres en Vicente...

Se encienden los motores para el 8M: encuentro de Mujeres en Vicente López

El desfinanciamiento de políticas públicas en el país es replicado por el intendente Jorge Macri, según denuncian organizaciones feministas. De cara al Paro Internacional de Mujeres, Mala Junta convoca a un encuentro este domingo 5, a las 16, en la plaza Alem de Munro.

Compartir

Las organizaciones feministas de Vicente López están que arden. Se acerca el Paro Internacional de Mujeres y son varias las políticas de desfinanciamiento en el área de prevención y erradicación de las violencias hacia las mujeres no sólo a nivel nacional y provincial, sino muy marcadamente a nivel distrital.

Sin ir más lejos, el centro Diana Staubli, único centro de la mujer del partido está sufriendo un vaciamiento sostenido, según vienen denunciando desde la colectiva feminista Mala Junta de Vicente López. “Cuando Jorge Macri asumió la intendencia trabajaban en él 35 profesionales de diversas disciplinas, hoy sólo cuenta con 8 trabajadores. Esta falta de personal hace que en muchos casos las mujeres víctima de violencia que se acercan a pedir asistencia o asesoramiento deban esperar semanas antes poder ser atendidas”, señalaron en un comunicado.

“Cuando Jorge Macri asumió la intendencia trabajaban el único centro de la mujer tenía 35 profesionales trabajando, hoy sólo cuenta con 8 trabajadores”.

Pero eso no es todo. El intendente y sus concejales mantienen frenado y sin tratamiento un proyecto para la creación de un Hogar Abrigo para mujeres en situación de violencia extrema, aquellas que no tienen dónde recurrir en caso de tener que abandonar sus casas para salvar sus vidas. Se trata de un extenso trabajo que elaboraron, discutieron e impulsaron durante 2016 diversas organizaciones del distrito, y que hasta responde a las promesas de la propia gobernadora María Eugenia Vidal, que también anunció la creación de casas abrigo en toda la Provincia. “Luego de ingresar, el proyecto no volvió a tratarse. Al día de hoy sigue trabado en la comisión de mujer, familia y niñez del Concejo Deliberante. Los concejales del oficialismo se niegan a tratar el tema a pesar de que desde el ejecutivo municipal dicen estar muy preocupados por la erradicación de la violencia contra las mujeres”, relató Erica Porris, impulsora de la iniciativa y referente de Mala Junta.

En ese contexto, que poco difiere de las políticas a nivel nacional, diversas organizaciones feministas del distrito buscan mostrarse en alerta y movilizadas de cara al 8 de marzo. Por ello, también, Mala Junta convoca a un encuentro de mujeres este domingo 5 en la plaza Alem, de Munro. “La convocatoria es abierta, para intercambiar vivencias que nos suceden como mujeres, desigualdades o situaciones que vivimos en el mundo laboral o en la calle, pero también para hablar de lo que nos parece individual, que nos pasa en nuestro ámbito privado, porque muchas veces eso nos sucede a varias o, incluso a todas, y ahí creemos que deja de ser algo individual para ser algo colectivo, social, político”, señaló Porris.

La actividad comenzará a las 16 y se espera que dure hasta las 19. “Nuestro objetivo es también poder organizarnos, entendernos como sujetos y buscar soluciones colectivas. Porque si logramos entender que nuestros problemas como mujeres nos alcanzan a todas, nos resulta innegable que la forma en que debemos organizarnos para buscar sus soluciones es también un ejercicio de todas nosotras”, remata Porris.

La actividad abierta sucede, también, luego de un 2016 en el que el movimiento de mujeres se mantuvo al tope de la discusión pública y ganó notoriedad y organización con dos movilizaciones masivas, un paro de mujeres a nivel nacional y la instalación definitiva del “Ni una menos” y “Vivas nos queremos” como consignas populares para decir basta a la violencia machista.

2017 se presenta marcado por la agenda de género desde el comienzo: en Argentina la histórica movilización de todos los 8 de marzo, día internacional de la mujer trabajadora, estará acompañada por un paro internacional de mujeres al que ya se sumaron más de 40 países y que pretende visibilizar no sólo la violencia física sino también poner el foco en otros tipos de violencias a las que las mujeres son sometidas en todo el mundo, como la violencia económica, la emocional o la obstétrica.

A nivel nacional el escenario no es alentador, el recrudecimiento de los casos de femicidio durante el principio del año (en los primeros 43 días se contaron 57 asesinatos) debería ser señal de alarma suficiente para el gobierno, sin embargo los fondos destinados a implementar programas para la erradicación de la violencia se vieron recortados. La ley de presupuesto 2017 destinaba 47 millones de pesos para la implementación del Plan Nacional de Acción (PNA) y aumentaba en 20 millones la partida destinada al funcionamiento del Consejo Nacional de la Mujer (CNM) que pasaría a disponer de 116 millones de pesos en lugar de los 96 previstos originalmente.

Sin embargo, el 11 de enero el Jefe de Gabinete Marcos Peña firmó una resolución administrativa que sólo contemplaba 96 millones para el CNM y no daba cuenta de los 47 millones para el PNA. Un recorte en el presupuesto de unos 67 millones, poco más del 40% de los fondos destinados a combatir la violencia contra las mujeres durante el 2017.

“Es urgente ocuparnos de los vulnerables: cada 37 horas una mujer muere por violencia de género; todos nos unimos en el grito Ni una Menos; es un desafío a encarar juntos, poniendo fin a la violencia machista, a los patrones culturales que naturalizan la violencia”, leyó el presidente Mauricio Macri durante su discurso por la apertura de sesiones del Congreso Nacional, sin embargo las acciones de su gobierno desmienten sus palabras.

 

Dejar una respuesta