El reclamo por el juicio a civiles de Ford llegó al Papa...

El reclamo por el juicio a civiles de Ford llegó al Papa Francisco

Ante la falta de avances en una causa que comenzó en 2002, un ex trabajador de la planta de Pacheco envió una carta al Vaticano para pedir ayuda. El juicio a ex gerentes y militares por 24 secuestros y torturas a obreros durante la última dictadura debía comenzar este mes, pero fue postergado por tiempo indefinido. Además, la convocatoria a una jornada de confección de siluetas por los desaparecidos de Zona Norte.

Compartir

El próximo 14 de marzo debía comenzar el juicio a dos ex gerentes de la automotriz Ford de General Pacheco y a un ex militar, por el secuestro y las torturas a 24 trabajadores durante la última dictadura cívico-militar. Sin embargo, en enero, el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín dejó “sin efecto” la audiencia prevista y no determinó una nueva fecha para el debate oral, largamente esperado por sobrevivientes, familiares y militantes por los Derechos Humanos en Zona Norte. Ante la dilación y la falta de respuestas, un ex trabajador de la planta optó por apelar a otra instancia: le escribió una carta al Papa Francisco.

Rodrigo Gutiérrez Hermelo, residente en Canadá desde 1994, hizo llegar su pedido al Vaticano. “Hoy le escribo con gran tristeza tras dos eventos de la más trágica injusticia: el asesinato de los fieles musulmanes en la mezquita de Québec, a pocas horas de nuestra propia ciudad, y el otro, la denegación de justicia en Argentina en la largamente esperada causa sobre la detención y desaparición de los delegados fabriles de Ford durante los años 1976-1977”, comienza el texto que recibió el Sumo Pontífice días atrás.

El juicio, que los querellantes aguardan y reclaman desde hace años, tiene como acusados al ex gerente de Manufactura de la firma, Pedro Müller (85 años), al ex jefe de Seguridad de la planta, Héctor Francisco Sibilla (90), y al ex jefe del Cuerpo IV del Ejército, Santiago Omar Riveros (94), por los crímenes cometidos contra 24 trabajadores de la empresa en la planta de General Pacheco.

En su carta, Gutiérrez Hermelo le pide a Francisco “si fuese posible a Su Santidad comunicarles a esos trabajadores argentinos el apoyo y la esperanza que hoy más que nunca necesitan en la búsqueda de justicia” luego de “los últimos 30 años de desidia del sistema judicial e indiferencia de una corporación tan preocupada por el enriquecimiento monetario que no dudó en utilizar el aparato represivo de la dictadura militar para acallar a su propio personal”.

Cabe recordar que el de Ford no sólo es un caso emblemático de participación civil y empresarial en crímenes de lesa humanidad. Además, tiene como particularidad el funcionamiento de un centro clandestino de detención dentro del predio fabril, en un quincho que fue lugar de reunión y esparcimiento de los trabajadores.

La denuncia que dio origen a la causa penal fue formulada en 2002 por el fiscal Félix Crous, luego de escuchar en el Juicio por la Verdad que tramita ante la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata el testimonio del trabajador sobreviviente Pedro Troiani, uno de los impulsores que busca Justicia.

Vecino de San Isidro y amigo de Gutiérrez Hermelo, Troiani es citado en la carta enviada al Vaticano. “Pedro y su mujer Elisa lograron reunir a 25 de sus compañeros (ex) desaparecidos y, con la ayuda del abogado Tomás Ojea Quintana denunciaron a los responsables civiles y militares de sus detenciones ilegales y torturas. Sólo 13 de los 25 que iniciaron la causa se encuentran hoy con vida”, se lee en la misiva, para dar cuenta de los riesgos de las constantes dilaciones. Incluso, en medio de las postergaciones del juicio, ya falleció uno de los imputados, sin llegar al banquillo de los acusados: se trata del ex gerente de Relaciones Institucionales, Guillermo Gallarraga, quien murió en junio pasado a los 93 años.

“Me dirijo a usted no para pedirle por mí o mi familia sino por aquellos que aun habiendo sobrevivido a los abusos de la espada y la avaricia son tratados hoy día como si no existieran, como fantasmas, como desaparecidos en vida”, advierte la carta enviada desde Canadá. Al pie, el texto de Gutiérrez Hermelo deja a disposición del Papa los datos de contacto con el sobreviviente Pedro Troiani. En un intento por visibilizar e impulsar el avance de una causa que acumula demasiados años sin justicia.

SILUETAZO EN ZONA NORTE

En el mes de la Memoria y a semanas del 24 de marzo, la Comisión por la Memoria, la Verdad y la Justicia de Zona Norte convoca a una jornada de confección de siluetas este sábado 4 de marzo, de 10 a 14 horas, en el parque frente a la estación Anchorena del Tren de la Costa. Además de las siluetas con los nombres de los detenidos-desaparecidos de la región, habrá radio abierta con la presencia del abogado Pablo Llonto y los periodistas Gustavo Campana y Ari Lijalad.

Dejar una respuesta