Piedra libre para Timoteo, el perro más buscado de Zona Norte

Piedra libre para Timoteo, el perro más buscado de Zona Norte

Tobías, de seis años, realizó una campaña de difusión durante tres días en busca de su chihuahua. Hasta ofreció sus ahorros y juguetes como recompensa. Desde Pilar la búsqueda llegó a los grandes medios. Y tuvo un final feliz.

Compartir

Un nene de seis años y un chihuahua se convirtieron en la historia del día, destronando todo lo relacionado con San Valentín. El nene, Tobías, pasó los últimos tres días de lo más angustiado. Su perro, Timoteo, se había ido sin dejar rastro. Pero el pequeño amo, vecino de Presidente Derqui –en Pilar-, no se quedó de brazos cruzados. Emprendió una campaña de difusión que llegó a los grandes medios. Hasta que, por fin, otro pibe se acercó para darle la mejor noticia: piedra libre para el chihuahua.

“Estoy re feliz. Me había dejado de latir el corazón, lo extrañaba mucho”, cuenta Tobías, exultante, en diálogo con El Argentino ZN. Después de pasar los últimos días pegando carteles con la foto de su mascota y pidiendo colaboración a los vecinos (“me ayudaron como mil personas”, dice), otro nene de la zona encontró a Timoteo y lo llevó hasta su casa.

“Le ofrecí todo: un casco, todas mis monedas, la Play, los juguetes, pero no quiso”, resalta Tobías, agradecido. El ofrecimiento de sus ahorros y chiches como recompensa a quien lo ayudara a encontrar a Timoteo había dado que hablar en noticieros y portales. Pero no hizo falta. Tobías no tuvo que desprenderse de sus juguetes favoritos para volver a estar con Timoteo.

Tras la aparición, enseguida hubo que colocar una red en la reja de casa, porque la diminuta mascota se había escapado entre los barrotes. Regalo de la última Navidad, el chihuahua ya le dio varios dolores de cabeza a su joven dueño. “Ojalá ahora se porte bien. En la casa de mi abuela hizo un desastre. Lo dejamos en un cuarto y después estaban todas las bolsas rotas, todos los juguetes rotos”, rezonga el nene pilarense, pronto a empezar primer grado con una gran historia a cuestas.

Para su alegría, esta vez la travesura de su mascota tuvo final feliz. Antes, su conejo no había corrido esa suerte: terminó en las garras de un gato callejero.

Leé más: cuando otro nene de Pilar fue noticia.

Dejar una respuesta