Vidal vetó la expropiación de una fábrica recuperada que realiza cerraduras bancarias

Vidal vetó la expropiación de una fábrica recuperada que realiza cerraduras bancarias

Se trata de la Cooperativa de Precisión Limitada (CDP), ex Rench, recuperada por sus trabajadores en en 2013 y ubicada en Don Torcuato, Tigre. La expropiación había sido aprobada por el Senado bonaerense en diciembre pasado por todos los bloques, incluido Cambiemos. Es la única del país que elabora cerraduras de precisión. Preocupación en las 25 familias que viven de su producción.

Compartir

La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal vetó hoy la expropiación de la Cooperativa de Precisión Limitada (CDP), ex Rench, ubicada en Don Torcuato, Tigre, luego de que todos los bloques del Senado provincial aprobaran la medida en diciembre pasado. “Es un baldazo de agua fría”, señaló a El Argentino ZN Alejandro Asuaro, uno de los 25 trabajadores de la planta, que fue recuperada en 2013 y que lleva varios años de lucha por mantener sus fuentes de trabajo y por conseguir finalmente su propiedad.

Junto con esta medida, Vidal también vetó la expropiación de la cooperativa Presidente Néstor Kirchner, una metalúrgica que funciona en Bernal, Quilmes, y cuyo veto también tiene el aval del intendente de ese distrito, Martiniano Molina (Cambiemos).

La de Don Torcuato es, por caso, la única fábrica de cerraduras de precisión del país y de Latinoamérica. “Parece que eso a la gobernadora no le importa”, agregó Asuaro. Y señaló que fueron notificados de la medida hace apenas unas horas, a las 12 del mediodía. “Estamos muy preocupados. Somos 25 familias que desde hace años peleamos por nuestra fuente de trabajo. No sabemos qué pasó. Hasta ayer no había indicios de que pueda vetarla”, destacó el trabajador. Y aseguró que no se quedarán de brazos cruzados, que en estos momentos están pensando en qué acciones tomar.

La ex Rench se declaró en quiebra en 2013, pero sus trabajadores decidieron seguir haciéndola funcionar. Desde entonces, y con el apoyo del Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas, los trabajadores pasaron por varias batallas legales para poder seguir trabajando autogestivamente.

“Manejamos todo nosotros: el pago de los sueldos, las compras de insumos, el pago a proveedores, la atención de los clientes… Por suerte pudimos continuar con los clientes que teníamos desde antes de la quiebra, y con el tiempo pudimos incluso recuperar a algunos que se habían ido en medio de la hecatombe”, contó Asuero en una nota a El Argentino ZN en 2015, cuando Diputados de la Provincia le dieron la media sanción a la expropiación.

Pero tuvieron que esperar hasta diciembre de 2016 para obtener la media sanción del Senado que les hacía falta. Ahora, Vidal les vuelve a poner en una traba, en sintonía con las políticas del gobierno de Mauricio Macri, que también en diciembre vetó la expropiación del Bauen.

La cooperativa CDP recibió a fines del 2013 la matrícula ejecutada por el INAES -Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social- y el registro provincial de la Secretaría de Participación Ciudadana. Y, a pesar de que la jueza subrogante que intervino al comienzo dictó la quiebra con continuidad, y permitió que los trabajadores pudieran continuar autogestivamente, el Juzgado Comercial N°2 de Capital Federal hizo un llamado de oferentes para comprar la fábrica, dejando afuera a los trabajadores por la falta de recursos. Ese fue otro problema que tuvieron que sortear, pero finalmente, la única empresa que se presentó para comprar la fábrica desistió. Lo curioso es que la expropiación fue aprobada de manera unánime por todos los bloques, incluido Cambiemos, según publicó en twitter la senadora del FR Micaela Ferraro.

El expediente volvería ahora a Diputados, pero el engranaje vuelve a complicarse para los trabajadores.

Dejar una respuesta