Compartir

El fuerte temporal que azotó gran parte de Buenos Aires, no sólo dejó sin luz durante 12 días a los habitantes del Delta de San Fernando y Tigre, sino que el tornado ocurrido el 7 de enero también provocó graves destrozos en una escuela de la tercera sección del Delta, al margen del Río Barquita.

Se trata del edificio de la Escuela N°16 y el Jardín N° 925, cuyo inicio de clases se encuentra ahora en peligro, debido a los graves daños que sufrió, según informó la presidenta del Consejo Escolar de San Fernando, Mariel González.

“La situación es bastante grave: se volaron y deterioraron los techos del comedor, las aulas y la casa-habitación, porque es una escuela de permanencia”, señaló González. Y señaló que tras el reclamo ante la Dirección Provincial de Infraestructura, para su intervención inmediata, no hubo respuesta.

 

“Las escuelas son provinciales, pero los fondos que se han recibido son muy pocos, 600 mil pesos para arreglos de ‘riesgo de inicio’, que ya estaban presupuestados para los colegios con mayores problemas, que son muchos”, agregó la funcionaria.

Y señaló que, de no resolverse en lo inmediato, podría peligrar el inicio de clases: “Los plazos tienen que ser los más cortos posibles porque el 13 de febrero ya estarían los docentes en el establecimiento. Para ese día tiene que estar reparado y empezar a funcionar”.

Por su parte, la consejera Teresita Piaggi apuntó contra los problemas edilicios estructurales. “Hay un problema serio de estructuras y también nos preocupa el muelle, ya que el tornado ha torcido las columnas de madera y corren riesgo de caerse el techo y el pasadizo por donde bajan los chicos. El Municipio ofreció todo lo necesario para las reparaciones, tanto materiales como mano de obra”, destacó.

Dejar una respuesta