La Prefectura defendió la privatización de un canal del Río Luján

La Prefectura defendió la privatización de un canal del Río Luján

Vecinos y organizaciones sociales, ambientales y de pueblos originarios de Tigre, Escobar y de otros distritos de la Cuenca del Río Luján fueron increpados por efectivos de la Prefectura mientras realizaban una movilización en el Canal Villanueva, un brazo del río que pretende ser privatizado por un complejo de barrios privados, al borde de Punta Querandí.

Compartir
Foto: MDP

Por agua, a través de botes, y por tierra, rodeando los countries que ya privatizaron las calles de acceso a Punta Querandí, en el límite entre Tigre y Escobar, un centenar de personas fueron rodeadas por dos lanchas y tres motos de agua de Prefectura, que “intentaron bloquear el paso por el Canal utilizando la fuerza pública para defender los intereses privados”, según informaron desde el Movimiento en Defensa a la Pacha (MDP). Y agregaron: “No sólo eso, nos amenazaron con llevarnos detenidos y esposados. El responsable del operativo dijo con voz prepotente: ‘Yo soy la autoridad, van a hacer resistencia a la autoridad’”.

La protesta se realizó el domingo pasado “contra la privatización de los accesos públicos en manos de emprendimientos inmobiliarios”. La movilización se realizó cerca del mediodía, cuando una caravana de autos llegó hasta la entrada del barrio San Benito, que tiene bloqueada desde hace años la única calle perimetral de acceso a Punta Querandí, un sitio público y arqueológico que fue declarado Espacio de la Memoria y de interés municipal por el distrito de Tigre, porque allí fueron encontrados los restos de Ana María Martínez, una de las últimas desaparecidas por la dictadura cívico-militar.

Foto: MDP

La protesta continuó con la caravana naútica por el Canal Villanueva, luego de que hace unas semanas trabajadores de los barrios privados San Benito, San Marco y Santa Catalina (todos del mismo complejo de countries que lindan con el canal) empezaran a realizar obras para cerrar el curso del agua, a fin de privatizarlo e impedir la libre navegación.

Se trata de un acto ilegal que ya había intentado realizar la empresa inmobiliaria dueña del complejo e countris, EIDICO. La compañía es quien también cerró la calle perimetral y desde hace años insiste en el avance de la privatización de todos los alrededores del complejo, incluido Punta Querandí.

Dejar una respuesta