El cartel de la polémica: ahora cayó una lámpara y casi provoca...

El cartel de la polémica: ahora cayó una lámpara y casi provoca una tragedia

Ayer dimos cuenta que del letrero, ubicado en Echeverría al 600, se habían volado chapas hasta la colectora de la Panamericana. Un día después cayó una lámpara, un soporte y un transformador de 4 kilos sobre la vivienda de dos jubilados. El enojo y reclamo de los vecinos por una gigantesca instalación que va contra la normativa municipal.

Compartir

El cartel publicitario que viene siendo resistido por los vecinos de Villa Martelli provocó, a un mes de su instalación, dos accidentes que podrían haberse convertido en tragedia. Tal como informó El Argentino ZN, la tormenta del lunes provocó la voladura de chapas del letrero, ubicado en Echeverría al 600, que llegaron hasta la colectora de la Panamericana.

Pero ayer, en medio de las denuncias de los vecinos a través de las redes sociales, la pesadilla se repitió con más violencia: se cayó una lámpara, con soporte y transformador de 4 kilos incluidos, sobre el techo de uno de los vecinos linderos. “Cayó sobre el techo de un matrimonio octagenario, la mujer está en tratamiento con quimio, hoy (por ayer) tuvieron que tratarlos de hipertensión a ambos”, informó a este portal Pablo Quarracino, integrante de la organización de vecinos “SOS, atropello edilicio en Vicente López”, quienes vienen denunciando el avance de emprendimientos inmobiliarios que no respetan las normativas urbanas municipales.

El foco caído.

Los vecinos afectados, de apellido Verde, en tanto, junto a otros vecinos de la cuadra realizaban esta mañana una denuncia en la Justicia, luego de que la Comisaría 2° de Vicente López se negara a tomárselas.

Sin ir más lejos, el polémico cartel del que los vecinos se quejan tanto fue instalado en diciembre pasado, de un día para el otro, a través de una “excepción” al Código de Ordenamiento Urbano (COU) votado en forma récord por los concejales macristas. Pero además, no se consultó a los vecinos linderos, tal como establece la normativa.

La calle donde se emplazó el letrero de 30 metros de altura tampoco está habilitada para tamaña instalación. Por eso el oficialismo recurrió a votar en forma exprés una “excepción” a la normativa comunal.

Las “excepciones” son, por caso, “la regla” en la gestión del intendente Jorge Macri. Y son, también, motivo de numerosos reclamos de vecinos organizados que se quejan de las interminables obras que van en contra de las zonificaciones barriales y las normativas municipales.

Dejar una respuesta