Pilar: marcha por el despido de una trabajadora municipal militante de género

Pilar: marcha por el despido de una trabajadora municipal militante de género

Fernanda Ludueña trabajaba en un Hogar de Abrigo del distrito desde hacía 5 años. Una publicación de facebook sería el motivo de su desvinculación. Denuncian vaciamiento y persecución. La movilización será hoy, a las 10, al Palacio municipal.

Compartir

Organizaciones sociales, políticas y sindicales marcharán hoy desde la puerta de Desarrollo Social de Pilar hasta el municipio, en reclamo de la reincorporación de Fernanda Ludueña, trabajadora de la Casa de Abrigo de Fátima, despedida por su militancia de género y por sus publicaciones en las redes sociales, en una maniobra que denuncian como persecución ideológica y como una política de vaciamiento. Ludueña trabajaba desde hacía cinco años en esa dependencia, donde cumplía funciones conteniendo casos de violencia doméstica y de género.

“Vengo teniendo reuniones con distintos funcionarios, pero sin ninguna respuesta. En cada reunión me cambian los motivos por los cuales me desvincularon: primero fue por una publicación que compartí en Facebook y que yo ni siquiera escribí. Después dijeron que mis compañeros pidieron que me desplazaran, lo cual es mentira porque me están acompañando. También dijeron que porque estaba afiliada a un partido político, otra mentira: no estoy afiliada a ningún partido”, relató Fernanda en diálogo con El Argentino ZN.

Y agregó: “Este despido tiene que ver con que yo para ellos no soy nadie, no pensaron que una mujer morochita y humilde iba a tener tanto acompañamiento, pero el barrio donde trabajo desde hace años tiene peso”.

Es que Fernanda es una referente social y de la lucha contra la violencia de género en diferentes barrios de Pilar. Sin ir más lejos, lleva adelante desde hace años un comedor comunitario en el barrio La Escondida, en Derqui, para el que no recibe subsidio alguno. Además, es militante de la organización Defensorías de Género, una red de mujeres que trabaja en la contención de víctimas en unos 15 distritos. Y era, también, el sostén de su familia: tiene cinco hijas, cuatro menores y una mayor que fue víctima de violencia de género. Por ello, además, cría a sus dos nietos que también viven con ella.

“Mañana en la marcha van a ver a los barrios enteros ahí, acompañándome. A mí no me derrotó esto, a pesar de todo no paré de hacer cosas. Yo no hice mal mi trabajo, me arrebataron el trabajo, ensuciaron mi nombre, pero la verdad va a salir a la luz”, señaló entre lágrimas.

La marcha será hoy, desde las 10, desde la puerta de Desarrollo Social de Pilar hasta el Palacio municipal, frente a la Plaza 12 de Octubre, en reclamo de su “inmediata reincoporación”.

Dejar una respuesta