Cierre del hogar de San Isidro: “Duele que usen a los niños...

Cierre del hogar de San Isidro: “Duele que usen a los niños para hacer política”

El secretario de Niñez del Municipio desmintió las versiones sobre negociados inmobiliarios detrás del cierre del hogar, pero no confirmó su reapertura. Aseguró que chicos y docentes están siendo relocalizados y cuestionó a quienes denunciaron la situación.

Compartir

Luego de que la Justicia interviniera para frenar las obras en el Hogar Infantil de San Isidro y pedir explicaciones al Municipio sobre los motivos de su cierre, el Ejecutivo local difundió su propia versión, a contramano del reclamo de madres y padres. El gobierno de Gustavo Posse dio por hecho el cierre y la relocalización de niños y docentes en otras instituciones y cuestionó las protestas en defensa del hogar: “Duele que ciertos dirigentes usen a los niños y sus familias para hacer política”.

Así fueron las palabras de Gustavo Hirsch, secretario de Niñez, Adolescencia y Familia del Municipio de San Isidro, en una entrevista para Zona Norte Visión. “Duele que ciertos dirigentes usen a los niños y sus familias para hacer política. El predio no tiene acceso al río, por lo que son malintencionadas o pecan de ignorancia aquellas versiones que sostienen que el lugar se destinará a una guardería u otro emprendimiento náutico privado. El destino del predio será siempre para uso público y gratuito”, afirmó.

Aunque negó las versiones de negociados inmobiliarios detrás del cierre, las palabras de Hirsch dejaron en pie una de las preocupaciones de los padres denunciantes: que el Hogar Infantil de San Isidro no reabra sus puertas como tal tras las supuestas refacciones.

Según la versión oficial, “el municipio de San Isidro se encuentra realizando tareas de relevamiento del edificio del Centro Educativo Complementario, llamado Hogar Municipal, con el objetivo de encarar obras de mantenimiento”, pero no hay datos sobre la finalización de las obras y la normalización del funcionamiento de la institución, que está cumpliendo 53 años y por estos días contenía a más de 60 chicos de familias humildes, cuyos papás trabajan a tiempo completo.

“Ni siquiera nos aseguran que, una vez terminadas las supuestas obras del edificio, las puertas del hogar vuelvan a abrirse. Mientras tanto, nos prometen reubicaciones en lugares distintos para diseminar la institución”, decía una de las mamás durante las recientes medidas de protesta contra el cierre. Según Hirsch, efectivamente esas reubicaciones ya están en marcha. “Los chicos que asistían al programa de contención concurrirán a otros establecimientos municipales y provinciales para que puedan continuar con la misma dinámica de tareas que tenían en el hogar de contención, a contra turno del colegio”, afirmó.

Los de nivel inicial que asisten al jardín provincial N° 907 asistirán a contra turno al CICI Municipal (Centro de Integración y Cuidado Infantil). Y los chicos de primaria que concurren a la escuela provincial N°8 irán, también a contra turno, al CEC N° 801 y al Campo Municipal N°6. “En todos los casos, el Municipio se hace cargo del traslado de los niños”, aseguró el funcionario. Y agregó que “el personal docente y no docente será reubicado provisoriamente en Centros de Integración y Cuidado Infantil municipales”

Más allá de estas declaraciones públicas, resta conocer la respuesta formal del Municipio a la Justicia, que ante la denuncia de la comunidad que asiste y defiende al Hogar Infantil decretó provisoriamente una medida de no innovar respecto de las condiciones edilicias y de funcionamiento de la institución.

Dejar una respuesta